Los beneficios que la musicoterapia puede aportar en el embarazo

Muchas personas confunden la musicoterapia con escuchar una música agradable que tiene un efecto terapéutico; pero la aplicación clínica de la música, la musicoterapia, se lleva a cabo por un profesional especializado que la emplea como un medio, no como un fin, para mejorar el funcionamiento físico, social, emocional, comunicacional e intelectual.

Hay muchos estudios que avalan las ventajas de la musicoterapia. En 2018 la Universidad de Almería publicó en la revista científica Journal of Affective Disorders un estudio que demostraba que es beneficiosa durante la gestación, reduciendo la ansiedad de las embarazadas.

«La música, que es nuestra herramienta principal en la terapia, se convierte en el puente que permite a los futuros padres vincularse mejor con su bebé antes de su nacimiento», defiende Carmen Luna, musicoterapeuta y responsable del proyecto ‘Musicoterapia Focal Obstétrica’ del Hospital Quirónsalud San José de Madrid, basado en la metodología ‘Mami Sounds’ de Gabriel Federico, desarrollada por musicoterapeutas a nivel mundial y avalada por obstetras y enfermeras.

La especialista añade que «de esta manera, la futura mamá disfrutará más de su embarazo, a la vez que le brindará la posibilidad de elaborar los diferentes aspectos que de manera consciente o inconsciente ejercen influencia en el mismo».

El proyecto del Hospital Quirónsalud San José de Madrid del que Luna es responsable se desarrolla en varias etapas (diagnóstico, tratamiento, y evaluación del proceso terapéutico) y se enfoca desde varios ámbitos: sesiones clínicas individuales, en pareja y familiares, y a través de talleres para futuras mamás y talleres en pareja.

Una de sus ventajas es que puede llevarse a cabo en cualquier tipo de embarazo, tanto en los que siguen su curso normal, como en los de alto riesgo y con alta amenaza de aborto, donde se debe mantener reposo absoluto o precisan de medicación. «Puede desarrollarse en embarazos en condiciones especiales, como pueden ser, por ejemplo, aquellos casos de embarazadas con problemas de obesidad o ceguera, en los embarazos múltiples, o en aquellos que se desarrollan en condiciones de conflicto emocional por abortos previos (naturales o inducidos), o por muerte de un hijo, entre otros casos», recalca Carmen Luna.

1. Ayuda a la mamá a conectar emocionalmente con su bebé y su pareja y a confiar en sus propias respuestas físicas para el proceso de parto.

2. Facilita que todo el proceso del embarazo sea vivido de la forma más natural posible.

3. Alivia el dolor durante las contracciones.

4. Reduce la tensión en la madre tanto a nivel de embarazo como personal.

5. Disminuye el estrés perinatal, brindando al recién nacido la posibilidad de conectarse, a través de la audición, con un ámbito sonoro ya conocido.

6. Ayuda a controlar la ansiedad y el miedo en la madre, fomentando en ella una mayor seguridad.

7. Estimula al bebé. El uso de la música ha demostrado recientemente en un estudio científico que está asociada con un aumento de la inmunoglobulina A, anticuerpo vinculado a la inmunidad, y con un número mayor de células que combaten gérmenes y bacterias.