Por qué secarse las manos es tan importante como lavárselas para frentar el coronavirus

Una y otra vez, los expertos de todo el mundo repiten que la medida más efectiva para luchar contra el contagio del coronavirus es lavarse las manos con agua y jabón, varias veces al día. Pero si esto es importante, no lo es menos otra acción: secarse.

Además de enjuagar con agua corriente y jabón las manos durante al menos 20 segundos, es importante el secado porque involucra la fricción, lo que reduce la carga microbiana y la transferencia de microorganismos, informa la BBC. Y es que la transmisión de microbios es más factible desde la piel húmeda que desde la piel seca.

Pero además, es importante el método que empleemos, sobre todo si estamos en hospitales o centros médicos.

Así, los secadores de aire caliente o los rollos de tela pueden dar problemas, así que la mejor opción son las toallas de papel desechables.

Los secadores pueden aumentar la dispersión de partículas y microorganismos en el aire y contaminar el ambiente, mientras que los rollos de tela pueden ser una fuente de patógenos.