Prevenir el coronavirus: estos son los mejores productos que puedes usar para desinfectar superficies

Con el aumento de casos por coronavirus, que continúa su expansión por España, llegando a duplicarse en un solo día las muertes en Madrid, es necesario seguir las recomendaciones de higiene que indican los organismos oficiales.

Además de cuidar la higiene personal, es importante también cuidar la limpieza del los lugares en los que pasamos más tiempo y desinfectar las superficies de nuestro entorno como, por ejemplo, en el hogar y en el trabajo.

Para limpiar las superficies del hogar o las zonas de trabajo, existen algunos productos multiusos que sirven para desinfectar de forma general. Sin embargo, la OCU recomienda combinarlos con otros tipo de productos.

Así, aunque estos productos multiusos son recomendables para suelos, azulejos, cristales o pantallas, es mejor utilizar productos específicos para, por ejemplo, suelos o mesas de madera, tarimas, mármoles o vitrocerámicas.

Cuando se trata de desinfectar, los primeros productos que se vienen a la mente son los antisépticos. La OCU también hace referencia a cuándo utilizar cada uno de ellos.

El agua oxigenada, que ya no se aconseja para la curación de heridas, sirve para desinfectar las superficies como podrían ser el teclado del ordenador, la mesa o el ratón. Por su parte, el alcohol, puede servir también como desinfectante de superficies, aunque también sirve para la limpieza de manos. Por otro lado, la povidona yodada es bactericida y antifúngica.

Otro de los productos clave para desinfectar el hogar es la lejía, sin embargo, la OCU también hace una serie de recomendaciones al respecto. Asegura que es necesario desinfectar el hogar cuando algún miembro de la casa presenta una enfermedad contagiosa.

El primer consejo es limpiar primero la superficie con agua y jabón. Después usar una lejía sin perfumes, respetando la dosis recomendada. Es muy importante mezclarla con agua fría, ya que si se hace con agua caliente se evapora el cloro y no sirve como desinfectante.

Es recomendable ventilar el espacio durante su uso y, también, después de usarlo. Además, hay algún tipo de productos alternativos como los que llevan oxígeno activo. De entre los remedios caseros, recomienda el vinagre blanco.