Las personas con coronavirus pueden no presentar síntomas durante cinco días

El periodo medio de incubación de Covid-19, enfermedad causada por el nuevo coronavirus, es de 5,1 días desde la exposición al virus SARS-CoV-2 hasta el inicio de los síntomas, con lo que la cuarentena de 14 días recomendada por centros para el control y la prevención de enfermedades es razonable.

Así lo afirma un equipo de investigadores en un estudio liderado por la Escuela Bloomberg de Salud Pública de la Universidad John Hopkins (Estados Unidos) a partir de datos disponibles públicamente sobre las infecciones por el nuevo coronavirus.

El análisis, publicado en la revista Annals of Internal Medicine, sugiere que el periodo medio de incubación es de 5,1 días y que aproximadamente el 97,5% de las personas pueden desarrollar síntomas de infección por SARS-CoV-2 hasta 11,5 días después de la exposición.

Los investigadores creen que por cada 10.000 individuos en cuarentena durante 14 días, sólo 101 desarrollarían síntomas después de ser liberados del aislamiento.

Para el estudio, los investigadores analizaron 181 casos de China y otros países que se detectaron antes del 24 de febrero, se informaron en los medios e incluyeron fechas probables de exposición y aparición de síntomas. La mayoría de las personas involucradas viajaron hacia o desde Wuhan (China), ciudad donde comenzó la epidemia, o habían estado en Huei, provincia de la cual Wuhan es su capital.

Los centros para el control y la prevención de enfermedades y muchas otras autoridades de salud pública de todo el mundo han estado utilizando un periodo de cuarentena o monitoreo activo de 14 días para las personas que se sabe que tienen un alto riesgo de infección debido al contacto con casos conocidos o por viajar a un área muy afectada.

«Según nuestro análisis de los datos disponibles públicamente, la recomendación actual de 14 días para el seguimiento activo o la cuarentena es razonable, aunque con ese periodo se perderían algunos casos a largo plazo», indica Justin Lessler, del Departamento de Epidemiología de la Escuela Bloomberg.

El brote global de infección por SARS-CoV-2 surgió en diciembre del año pasado en Wuhan, una ciudad de 11 millones situada en el centro de China, y ha derivado en 105.586 casos confirmados oficialmente en todo el mundo y 3.584 muertes por neumonía causada por el virus, según el informe de situación del 8 de marzo de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La mayoría de los casos son de Wuhan y la provincia circundante de Hubei, aunque otros 101 países se han visto afectados, principalmente Corea del Sur, Irán e Italia.

Una estimación precisa del período de incubación de la enfermedad para un nuevo virus hace que sea más fácil para los epidemiólogos evaluar la dinámica probable del brote y permite a los funcionarios de salud pública diseñar cuarentenas efectivas y otras medidas de control.

Las cuarentenas suelen disminuir y, en última instancia, pueden detener la propagación de la infección, incluso si hay algunos casos atípicos con periodos de incubación que exceden el período de cuarentena.

Lessler señala que el aislamiento de personas de manera que les impida trabajar tiene costes, tanto personales como sociales, lo que quizás sea más obvio cuando los trabajadores sanitarios y los de servicios de emergencia, como bomberos, están en cuarentena.

La nueva estimación de 5,1 días para la mediana del periodo de incubación del SARS-CoV-2 es similar a las de los primeros estudios de este nuevo virus, que se basaron en menos casos. Este periodo de incubación del SARS-CoV-2 está en el mismo rango que el SARS-CoV, un coronavirus diferente que infecta a los humanos y que causó un brote importante centrado en el sur de China y Hong Kong entre 2002 y 2004. Para el MERS-CoV, un coronavirus que ha causado cientos de casos en Oriente Medio, con una tasa de mortalidad relativamente alta, la fase de incubación promedio estimada es de cinco a siete días.

Los coronavirus humanos que causan resfriados comunes tienen periodos de incubación de la enfermedad de aproximadamente tres días.

Lessler y sus colegas han publicado una herramienta online que permite a los funcionarios de salud pública y al público en general calcular cuántos casos se detectarían y se perderían en diferentes periodos de cuarentena.