Evitar el contagio por coronavirus: el saludo del ‘codo con codo’ se pone de moda

Con la llegada del coronavirus a España y el aumento de los casos con el transcurso de los días, el Gobierno no deja de recordar las medidas de prevención básicas para evitar el contagio. Así, aunque ya se están llevando a cabo medidas más importantes tienen que seguir estando presentes las medidas de higiene básicas.

Medidas como el cierre de colegios, universidades o guarderías y suspensión de todas las clases y actividades extraescolares en Madrid, Vitoria o Galicia. También el aumento de empresas que se suman a la medida de enviar a los empleados a realizar trabajo a distancia desde sus casas o la cancelación de eventos culturales y sociales.

Ante todas estas medidas de gran repercusión para el país, siguen primando las recomendaciones de higiene personal. Entre ellas, las más importantes son el lavado de manos, evitar tocarse la cara, taparse la boca con el codo o un pañuelo desechable al toser y evitar el contacto con otras personas.

Para evitar el contacto, en los colegios han empezado a poner de moda entre los niños otros saludos que evitan el choque de mano o cara. Uno de ellos es el saludo codo con codo, que consiste en el choque de codos para, precisamente, evitar el contacto.

Otra de las formas de saludar que evite los típicos besos o abrazos es el choque de pies. Este saludo consiste en hacer el mismo movimiento que realizamos en España para darnos dos besos a la hora de saludarnos, pero con los pies.

Los reyes de España, que llegaban este pasado miércoles a París, han evitado los besos y los apretones de mano a la hora de saludar a las autoridades francesas. Además, durante la visita, han seguido los consejos dados por Sanidad, evitando el acercamiento y guardando las distancias personales.

El príncipe Harry, en uno de los actos de pasado 9 de marzo, protagonizó el saludo mediante el choque de codos con el cantante Craig David y evitó el saludo tradicional como medida por el coronavirus.

Bruno Bruins, ministro de asistencia médica de Holanda y Mark Rutte, el Primer Ministro de neerlandés, también chocaron codos y evitaron el apretón de manos