La OMS zanja el debate: no recomienda el uso del ibuprofeno contra el coronavirus y contradice al Gobierno español

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha rechazado el uso del ibuprofeno para tratar la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus, denominada Covid-19, si bien ha reconocido que su uso no provoca ningún efecto negativo.

La organización de Naciones Unidas se ha pronunciado así tras consultar a médicos que tratan con pacientes infectados por coronavirus, insistiendo en que no se están reportando casos de efectos negativos en aquellos que han recibido ibuprofeno, pero asegura que no lo recomienda.

Precisamente esta semana, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, aseguró también que no existe ningún dato actualmente que permita afirmar un agravamiento de la infección por Covid-19 con el ibuprofeno u otros antiinflamatorios no esteroideos. Por lo que aseguraba que que no había razones para que los pacientes que estuviesen en tratamiento crónico con estos medicamentos los interrumpieran.

La AEMPS afirmaba el domingo que el análisis aún estaba en marcha y se preveía que finalizase en mayo. También recordaba que las fichas técnicas de los medicamentos que contienen ibuprofeno ya indican que este medicamento puede enmascarar los síntomas de las infecciones, «lo que podría retrasar su diagnóstico y ser la causa de que se diagnostiquen en estadios más floridos».

Todas estas declaraciones se han producido después de que el ministro de Sanidad francés, Olivier Véran, avisara de que tomar ibuprofeno y otros medicamentos antiinflamatorios puede empeorar la infección por coronavirus, por lo que recomendó a quienes tuvieran fiebre que tomaran paracetamol.

Varios médicos en Francia habían difundido casos de pacientes jóvenes con coronavirus que se encontraban en estado grave después de haber tomado ibuprofeno para paliar la fiebre.

«Estamos consultando con médicos que tratan a los pacientes y no estamos al tanto de los informes de ningún efecto negativo, más allá de los habituales que limitan su uso en ciertas poblaciones», ha dicho la OMS, para reiterar que, no obstante, no recomienda su uso a estos pacientes.