¿Qué precauciones deben tener los pacientes con cáncer ante la amenaza del coronavirus?

Los pacientes con cáncer son un grupo vulnerable ante el coronavirus. Debido a la propia enfermedad y a los tratamientos agresivos, como la quimioterapia o la radioterapia, sus sistemas inmunitarios están muy debilitados. Esto incrementa el riesgo de que una vez contraído el Covid-19 esta infección se agrave.

Debido a que este virus es completamente novedoso, existe la necesidad imperiosa de satisfacer las demandas que tienen los pacientes con cáncer sobre cómo deben protegerse ante el coronavirus para evitar contagiarse. Desde la Organización Cris contra el cáncer han conseguido arrojar algo de luz sobre estas medidas que deben llevarse a cabo tal y como están expuestas.

Se ha insistido mucho en los últimos días en que una de las formas de reducir las probabilidades de contagio del Covid-19 es lavándose las manos con agua y jabón. En el caso de que los pacientes estén fuera de casa también pueden llevar un gel desinfectante que les permita mantener esa higiene.

¿El virus es capaz de infectar la piel? La respuesta es «no». El lavado de manos lo que evita es que el virus se contagie por tocar con una mano infectada los ojos o la boca. Por eso, después de ir al supermercado, a la farmacia, al trabajo o a pasear al perro, algunos de los escenarios en los que se puede salir a la calle según contempla el Gobierno, conviene lavarse bien las manos.

Al llegar de la calle, los pacientes tocan con sus manos los pomos de las puertas, la mesa de la cocina, las llaves, el móvil… Todos estos elementos pueden estar contaminados por el coronavirus y, por ello, deben desinfectarse. Esto debe hacerse siempre y cuando se salga a la calle.

Los pacientes con cáncer no deben olvidarse de otros elementos como vasos, cucharas, tenedores, cubiertos que se comparten con otras personas en caso de que no vivan solos. En estos casos, resulta indispensable limpiarlos de una manera exhaustiva.

La forma de hacer esto puede ser con agua y jabón, un producto como la lejía o con algún otro que entre sus ingredientes esté el alcohol (mejor que tenga una alta concentración como un 70%). Limpiar con regularidad evitará el contagio.

Esta es una de las precauciones más importantes para los pacientes con cáncer y es que estar en contacto con personas infectadas o sospechosas de tener el Covid-19 puede ser muy arriesgado. Por eso, es conveniente evitar estar cerca de ellas. En caso de que no sea posible se deben tomar determinadas medidas de precaución.

Utilizar mascarillas como medida de protección es fundamental, pero también hacer uso de los guantes. Los pacientes con cáncer deben usarlas incluso cuando otras personas no muestren síntomas evidentes de la enfermedad. Hasta el momento, se sabe que el coronavirus puede ser asintomático.

Además de todo esto, los pacientes con cáncer deben evitar salir a la calle a menos que sea necesario y no tocarse la cara constantemente. Si se llevan a cabo todas estas medidas, es posible reducir las posibilidades de contagio por coronavirus de forma exitosa.