¿Qué es la saturación de oxígeno y cómo podemos medirla en casa?

La saturación de oxígeno es una prueba, conocida también como gasometría arterial, para medir la cantidad de oxígeno que hay en la sangre.

Al respirar, los pulmones inhalan el oxígeno que, después, pasará a la sangre. La medición de estos niveles de oxígeno puede arrojar datos sobre si los pulmones están funcionando adecuadamente.

Para garantizar que las células del cuerpo están recibiendo la cantidad de oxígeno necesaria, este nivel en sangre ha de ser de entre 95 y el 100 SpO2. El SpO2 es el porcentaje de saturación de oxígeno, tal y como explica la web Grupolasmimosas.com.

Así, se considera un porcentaje bajo cuando se encuentra por debajo del 90%. Debajo de este valor se produce hipoxemia, es decir, un nivel más bajo de lo normal en la cantidad de oxígeno en sangre.

La hipoxemia puede estar causada por una respiración superficial, por bajos niveles de oxígeno en el aire inhalado, por enfermedades pulmonares o por la apnea del sueño.

Esto puede causar hiperventilación, lo que puede dar lugar a mareos, problemas respiratorios, debilidad, confusión o trastornos del sueño, entre otros.

Para medir la saturación de oxígeno en sangre basta con tener un dispotitivo conocido como pulsioxímeto o saturómetro. Este mide la cantidad de oxígeno en sangre atendiendo a la coloración de la sangre, ya que la sangre con más oxígeno es de un color más claro.

Para usarlo hay que colocarlo sobre una zona traslucida del cuerpo como, por ejemplo, la yema del dedo. El pulsioxímetro va a emitir ráfagas de luz que medirán la saturación de oxígeno en sangre.

Si quieres recibir las últimas noticias sobre el coronavirus, suscríbete a la newsletter de 20minutos.