La UE espera que en dos semanas llegue a los hospitales españoles el material de protección frente el coronavirus

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha confiado este miércoles en que los equipos de protección sanitaria frente al coronavirus, cuya compra ultima la institución a través de una licitación pública comunitaria, estén disponibles en los hospitales españoles en dos semanas.

«La licitación pública de mascarillas y otros equipos está teniendo éxito. Hemos recibido más ofertas de máscaras y guantes de las que pedimos», indicó Von der Leyen a través de un vídeo en su perfil de la red social Twitter dirigido a los españoles.

Según dijo, los contratos para estos equipos «deberán ahora firmarse rápidamente y, en dos semanas, las mascarillas, los guantes, las batas y las gafas de protección estarán en sus hospitales».

Por otro lado, en una entrevista en El País, Ursula von der Leyen, doctora de formación, ha aplaudido la propuesta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de abordar un nuevo Plan Marshall ante la crisis del coronavirus y expresa su solidaridad con los españoles y la admiración por la respuesta de los ciudadanos: «Son un modelo para Europa. España no está sola»

«España necesita desesperadamente equipamientos de protección, como máscaras o guantes. Y en ese terreno tengo buenas noticias. La licitación conjunta que hemos organizado para comprar material con 25 estados miembros, entre ellos España, se han cubierto todas las necesidades planteadas e, incluso, hemos conseguido más material del que necesitábamos. Así que España, como otros Estados, puede acceder ahora a la cantidad de material que había solicitado y podrá distribuirlo en los hospitales», anuncia.

En el ámbito económico, asegura que la UE ha relajado las normas de ayudas públicas y permitirá autorizar medidas al Gobierno español por valor de hasta 20.000 millones de euros, que darán apoyo a pequeñas y medianas empresas y a trabajadores autónomos. También inyectará en la economía española 11.000 millones de euros, y una iniciativa para financiar investigación en vacunas, «algo que ningún país podría permitirse financiar por sí solo», añade.