Así funcionan los tests rápidos de Covid-19

Para diagnosticar la enfermedad Covid-19, se pueden utilizar tres tipos de pruebas: la técnica PCR, que se realiza en el laboratorio y tarda varias horas, y los llamados tests rápidos, dos pruebas portátiles que ofrecen resultados en pocos minutos. En este vídeo especial de la serie Darwin, te necesito, examinamos en qué se basa cada método y por qué es necesario usar varias técnicas de diagnóstico.

La prueba habitual para diagnosticar Covid-19 es la de PCR, siglas en inglés de “reacción en cadena de la polimerasa”. Para realizarla, un especialista sanitario extrae una muestra del fondo de la nariz, de la boca o de la garganta del paciente, y esta muestra se analiza en un laboratorio. La prueba se basa en una serie de reacciones químicas para detectar la presencia del material genético del virus. Es un procedimiento común y ofrece resultados fiables, si la muestra se toma correctamente, pero solo se puede llevar a cabo en laboratorios equipados con máquinas especializadas.

Para cortar las cadenas de transmisión del coronavirus, es necesario identificar a más personas infectadas. Para ello hay que aumentar la capacidad de diagnóstico con los llamados tests rápidos, que pueden ser de dos tipos: de antígenos o de anticuerpos. Estas pruebas tienen en común que son portátiles, más baratas y más sencillas de usar que el PCR, pero tienen objetivos distintos: los tests de antígenos detectan si un paciente alberga el virus, mientras que los tests de anticuerpos detectan si un paciente ha generado defensas inmunes contra el virus.

En una conversación con este diario, Manuel Cuenca, subdirector general de Servicios Aplicados, Formación e Investigación del Instituto de Salud Carlos III, ha confirmado que los primeros tests rápidos cuya eficacia se ha evaluado en España son tests de antígenos. El objetivo del gobierno español es empezar a utilizar este tipo de pruebas para aumentar el cribado de la población con el siguiente protocolo: si el test da positivo, se aísla al paciente; si da negativo, se le realiza una prueba PCR (más sensible) para asegurar.

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, ha señalado que más adelante se recomendarán los tests rápidos de anticuerpos para conocer qué porcentaje de la población tiene inmunidad al coronavirus SARS-CoV-2. Los tests de anticuerpos no detectan el patógeno directamente, sino la respuesta del sistema inmune a la infección vírica, y por tanto no tienen capacidad diagnóstica durante la primera semana que alguien está infectado. Sin embargo, sí pueden indicar si una persona ha superado la enfermedad, incluso semanas después de que haya eliminado el coronavirus de su organismo.

El vídeo enlazado en esta noticia explica el funcionamiento de cada tipo de test.