Los datos están mal

El defensor del lector de este diario tituló su columna del 1 de marzo Periodistas contra las matemáticas, en un intento de corregir los dislates aritméticos en que incurrimos los juntaletras, como me llaman a mí en mi barrio. Lean su artículo si no lo han hecho ya, es muy instructivo y divertido. También hay periodistas a favor de las matemáticas y el equipo de datos del periódico (Andrino, Grasso y Llaneras) es un ejemplo impecable. Su artículo vivo –renovado a diario— sobre la curva de contagios, en sus versiones lineal y logarítmica, es mi dieta básica para el desayuno, sobre todo ahora que se me ha acabado la leche. Pero el análisis matemático, si quiere servir de algo, se tiene que alimentar de datos fiables. Y no los tenemos.

Las cifras que facilitó ayer el jefe de emergencias sanitarias, Fernando Simón (4.145 muertos y 56.188 infectados) implican una mortalidad del 7%, que es una tasa absurda. La letalidad de este coronavirus es menor del 2%, probablemente más cerca del 1%. La razón de que la mortalidad parezca tan alta es que estamos infravalorando de forma garrafal el número total de infectados. Llevamos semanas sin hacer pruebas a las personas leves y asintomáticas, que son la parte del león. El coronavirus no mata tanto como creemos, pero se propaga mucho más de lo que decimos. Las cifras oficiales son engañosas. ¿Por qué?

Antonio Durán Guardeño, catedrático de Análisis Matemático de la Universidad de Sevilla, lleva todo el mes trabajando sobre este grave problema de estimación. Según las técnicas estadísticas más adecuadas que ha probado, los contagiados por coronavirus en España no son los 56.188 de las cuentas oficiales. Seguramente están más cerca del medio millón. El fundamento de esta estimación se basa con fuerza en la segregación de datos por edades de los afectados. Los amantes de las matemáticas pueden leer los argumentos en el blog del Instituto de Matemáticas de la Universidad de Sevilla. Espero que también lo hagan los responsables políticos. Aunque creo que algunos ya lo han hecho.

El matemático publicó su entrada de blog el lunes pasado. Tal vez por casualidad, la Junta de Andalucía dejó de informar el martes sobre los contagios y muertes por franja de edad, como había estado haciendo hasta entonces. Recordemos que son justo los resultados por franja de edad los que tienen un mayor valor estadístico para calcular el número total de infectados. La Comunidad de Madrid tampoco informa sobre las franjas de edad. Y el Ministerio de Sanidad, por lo tanto, tampoco. Las Administraciones nos están ocultando un dato para el que consideran que no estamos preparados. Nos están tratando como a un público infantil o ignorante. Es una pésima estrategia. Los científicos nos ofrecen la verdad. Escuchémosles.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pincha aquí para suscribirte a la newsletter diaria sobre la pandemia

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.