Cinco razones por las que el voluntariado es bueno para la salud y varias formas de serlo durante la crisis sanitaria

A mediados de marzo, ante la emergencia sanitaria desatada en la capital ante el imparable avance del coronavirus, la Comunidad de Madrid junto a la Cruz Roja, el Colegio de Trabajadores Sociales y otros colegios profesionales, abría un registro de personas voluntarias con el objetivo prestar ayuda a la población más vulnerable y grupos de riesgo. La respuesta solidaria fue impresionante y en menos de 24 horas ese mismo registro tuvo que cerrarse ante las más de 7.400 inscripciones particulares para ofrecer ayuda.

El voluntariado en esta ocasión se está realizando extremando las medidas de seguridad para no poner en riesgo ni a las personas que lo llevan a cabo ni a las que requieran atención, y prima la atención telefónica continuada como forma de acompañamiento y detección inmediata de necesidades. También se atiende necesidades específicas de los Servicios Sociales como el acompañamiento a familias y personas vulnerables o personas sin hogar, atención a mayores, dependientes y personas con discapacidad.

Obviamente, el objetivo primordial cuando se participa en una causa social o humanitaria de esta índole es ayudar a los demás pero, ¿existen también beneficios para quienes aportan su grano de arena? La respuesta es afirmativa. Los réditos son recíprocos y el voluntario se ve beneficiado siempre tanto a nivel mental como físico.

Descubramos por qué:

Tomar la decisión de comprometerse en una actividad para ayudar a los demás permite hacer nuevos amigos, ampliar las relaciones sociales y aumentar las habilidades de comunicación. Por otro lado, nos conecta con personas que tienen intereses comunes dentro de una red solidaria y fortalece los lazos de comunidad. Para un voluntario permanecer en casa de brazos cruzados ante una situación de emergencia no originaría mas que frustración.

No hay mayor satisfacción que poder ayudar a alguien. Hacer algo por los demás aumenta la autoestima y la sensación de sentirse realizado. Esto ayuda por tanto a reducir el riesgo de depresión, el aislamiento social y a tener un visión más positiva de la vida.

Cualquier actividad que estimule e invite a salir de casa y moverse siempre es buena para la salud. Hay estudios que aseguran que el voluntariado ayuda a reducir los síntomas del dolor crónico y de enfermedades del corazón.

El voluntariado también ofrece la oportunidad de practicar habilidades necesarias para muchos trabajos aunque nuestra profesión no esté directamente relacionada con la ayuda que ofrecemos: trabajo en equipo, comunicación, resolución de problemas, planificación de proyectos, gestión y organización de tareas…

Ofrecer ayuda a otros siempre ofrece la oportunidad de salir de la rutina diaria y, sobre todo, de darle un nuevo significado a nuestra vida.

Son muchas y muy variadas las iniciativas que han surgido estos días con el objetivo de echar una mano a los grupos más vulnerables durante el tiempo que el Estado de Alarma decretado en todo el país. Estas son algunas de las más importantes:

Sin salir de casa podemos sumarnos a la iniciativa de envío de cartas de ánimo a los enfermos de coronavirus ingresados en los hospitales. Estos pacientes se encuentran en situación de aislamiento, sin poder recibir visitas de sus familiares y amigos y, en muchas ocasiones, con dificultades para conectarse al teléfono.

Varios hospitales madrileños se han sumado a este proyecto:

Las propias comunidades de vecinos y barrios han puesto en marcha iniciativas solidarias para ayudar a otros vecinos mayores o pertenecientes a grupos de riesgos con las compras de alimentos, productos de farmacia o paseo de mascotas. Basta con hacer el ofrecimiento colocando un cartel en el portal. También Cáritas ha propuesto una red de apoyo vecinal bajo el lema ‘La caridad no cierra. Quiero ser tu vecino de apoyo’ y han surgido iniciativas anónimas, bien de personas o colectivos, que se ofrecen para esas tareas como Voluntarios CODVID.

Los hospitales animan a seguir donando sangre y más en este momento en el cual debido al confinamiento han bajado bastante las reservas. La Comunidad de Madrid seguirá enviando mensajes a sus donantes para citarles en sus hospitales de referencia. Además, cualquier persona que quiera hacerlo puede mandar sus datos (nombre, apellidos y móvil) a atencion.donante@salud.madrid.org para ser citado.

La Plataforma de Voluntariado de España pone a disposición de cualquier persona la aplicación Voluncloud. Esta aplicación pone en contacto a entidades que buscan voluntarios con las personas que se ofrecen para ello. Durante el confinamiento ofrece también la posibilidad de que personas particulares puedan solicitar servicios de voluntariado, unas solicitudes que serán canalizadas y filtradas por el personal de la plataforma que pondrá en contacto a las dos partes. Las tareas más solicitadas son la atención telefónica a personas solas y voluntarios para hacer la compra a personas con movilidad reducida debido a la saturación de los servicios de envío a domicilio de muchos supermercados. Más información en voluncloud.org/colabora

Aunque el registro se cerró para la inscripción de voluntarios particulares sigue abierto para entidades sociales y empresas que se ofrezcan para ayudar en la situación de emergencia Covid-19 a través de este enlace.