¿Por qué no deberías beber demasiado té?

El té se ha aumentado su popularidad en los hogares españoles en los últimos tiempos, acompañando al café y a otras bebidas más comunes, debido a la propagación de los múltiples beneficios de esta bebida.

Sí es cierto que el té contiene propiedades que ayudan a una u otras funciones del organismo dependiendo del tipo y ofrece muchos beneficios para la salud. Sin embargo, como todo, el exceso de té no está recomendado, ya que también puede producir efectos nocivos.

En primer lugar, el té puede causar efectos negativos sobre el sueño y el descanso, ya que contiene cafeína. Aunque muchas veces se hace referencia a que solo contiene teína, se trata de la misma molécula. Es cierto que el té contiene muy cafeína, pero beberlo en exceso, sobre todo aquellas personas con más dificultades para conciliar el sueño, puede afectar al descanso.

Otra de las sustancias que contiene el té son los taninos, un componen que presenta beneficios para la salud, ya que es antioxidante y ayuda a problemas como, por ejemplo, la gastroenteritis. Sin embargo, esta sustancia tiene un inconveniente y es que puede reducir la absorción por el organismo de otros nutrientes importantes como el ácido fólico o el hierro.

Existen otros efectos negativos del té causados por la cafeína como, por ejemplo, los dolores de cabeza, las malas digestiones o el vómito. Estos efectos nocivos solo se darán en aquellas personas más sensibles a la cafeína, y siempre que se beba una cantidad excesiva de té, ya que como se ha dicho, no contiene muchas cantidades de esta sustancia.