Qué patologías previas agravan los efectos del coronavirus

Hay muchas incógnitas aún alrededor del coronavirus, pero sí se sabe que existen patologías previas que pueden agravar el pronóstico de los contagiados con esta enfermedad.

Las principales dolencias peligrosas en su unión con el Covid-19 son:

– Presión arterial alta.

– Enfermedades cardiacas.

– Enfermedades pulmonares.

– Cáncer.

– Diabetes.

A las personas con estas patologías, citadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay que sumarles, según el Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, a los ancianos.

Según recoge la BBC, que cita un artículo publicado por The Lancet, el análisis de los primeros 99 pacientes de coronavirus en Wuhan, China, reveló que 40 tenían el corazón debilitado o los vasos sanguíneos dañados por enfermedades cardíacas, insuficiencia cardíaca o accidente cerebrovascular, y otros 12 tenían diabetes.

Este artículo pretendía establecer una relación entre padecer enfermedades previas y ser más vulnerables a la hora de contraer el virus.

En el caso de las personas con afecciones cardíacas, la Asociación Estadounidense del Corazón explica que en el momento en el que los pulmones se ven afectados por el coronavirus, el corazón enfermo tiene que trabajar más para bombear sangre oxigenada a todo el cuerpo, aunque el Colegio Estadounidense de Cardiología es más cauto y dice que aún no están claros los efectos del Covid-19 en el sistema cardiovascular.

Otros expertos apuntan a que infecciones respiratorias como el coronavirus pueden desencadenar los síntomas del asma. La organización Asthma UK aconseja a los asmáticos aplicarse su dosis prescrita de inhalador preventivo todos los días para reducir el riesgo de un ataque de asma.

En cuanto al cáncer, los tratamientos contra esta enfermedad suelen debilitar los sistemas inmunológicos de los pacientes, incluso tiempo después de acabarlos. La Sociedad Estadounidense del Cáncer recomienda a los pacientes que sean «extracuidadosos» para evitar el Covid-19.