¿Cómo disimular los poros abiertos con el maquillaje?

Los poros son pequeños orificios que están sobre la epidermis de la piel y que sirven para múltiples funciones como, por ejemplo, permitir la transpiración, eliminar toxinas e hidratar.

Aunque estos poros están presentes por la piel de todo el cuerpo, los más visibles y los de mayor tamaño son los poros de la cara. Estos poros son a los que más hacen referencia los expertos en cosméticos y productos de limpieza de la piel, ya que influyen a la hora de mostrar un rostro cuidado, saludable y tonificado.

Para tratar de disimular estos poros, es necesario seguir una rutina diaria de limpieza, exfoliar cada quince días para eliminar las células muertas e hidratar la piel para que luzca saludable y tonificada.

Sin embargo, a pesar de seguir estos consejos, hay personas que no consiguen disimular estos poros abiertos de la cara que, en ocasiones, pueden dar lugar a la aparición de puntos negros y granos.

Esta situación se agrava cuando se presenta alguna situación o evento importante en el que todo el mundo quiere lucir su mejor rostro. Para estas ocasiones, se pueden emplear algunos trucos de maquillaje, como los que propone una de las marcas líderes en el sector cosmético, Maybelline.

En primer lugar, se aconseja utilizar un corrector del mismo color del tono de piel para tapar los poros del rostro, así como las ojeras y las bolsas. También hay que aplicarlo en las zonas más oscuras de la piel, como los lados de la nariz y la comisura de los labios.

En segundo lugar, es muy importante la base de maquillaje, que tiene que adecuarse al tipo de piel, es decir, no es lo mismo una piel grasa que una piel mixta o seca. Con la base se terminarán de cubrir los poros y las imperfecciones de la piel.

Otra de las recomendaciones es utilizar las esponjas de maquillaje para aplicar los productos, ya que estas facilitarán la cobertura de los poros de la piel. Además, hay que tratar de que quede uniforme, por lo que no hay que excederse en la cantidad de maquillaje, sino intentar que quede bien extendido.

Otro producto al que se hace referencia son los polvos bronceadores, que también pueden usarse como colorete, para favorecer el tono de la piel. Eso sí, tampoco conviene excederse con su aplicación, ya que no se conseguirá el efecto deseado.

Por último, es muy importante, una vez finalizado el día o cuando se llegue a casa, desmaquillarse bien, limpiando todas las partes del rostro y sin dejar restos de maquillaje, con el objetivo de que los poros se limpien y transpiren.