¿Qué es el ‘bronzer’ en maquillaje? Las claves utilizarlo y no parecer un cuadro

Seguramente hayas escuchado o leído en algún momento la palabra ‘bronzer’ en relación con el maquillaje. Este producto cosmético sirve para broncear el rostro tras aplicar el corrector y la base, dando un acabado final que resalte más las zonas iluminadas.

Sin embargo, hay que seguir una serie de consejos para hacer un buen uso de este producto de maquillaje, ya que en caso de usarlo mal, el resultado puede afectar al efecto final de todo el maquillaje.

Este producto consiste en polvos bronceadores, por lo que han de ser de un tono superior al de la piel y al de la base de maquillaje. Usarlo es muy fácil y, además, también se puede utilizar para la práctica del contouring.

Una de las marcas líderes en productos de cosmética, Maybelline, da una serie de recomendaciones para aplicar este maquillaje.

En primer lugar, hay que aplicar primero el correcto y la base, tal y como se hace habitualmente. Tras estos productos, hay que utilizar una brocha indicada para polvos de maquillaje, es decir, las que son más anchas y tienen un corte redondo.

Los polvos bronceadores se aplican en las zonas donde los rayos de sol tienen más impacto, es decir, en la frente, los pómulos, la nariz y el mentón, sin excederse en la cantidad para que se quede un efecto natural. Además, hay que difuminarlo y extenderlo bien para que quede uniforme.

De este modo, hay que evitar echar más producto del necesario, ya que el resultado no quedará natural. Es mejor ir aplicando los polvos poco a poco, eliminando de la brocha el exceso de maquillaje.

En cuanto al tono, debe ser un poco más oscuro que el de la piel, pero sin pasarse. Las personas que ya son morenas, deben elegir uno que sea más oscuro y las de tez más blanca, los tonos de bronceador más claros.

Por último, se puede utilizar otro producto, el blush, que es el conocido como colorete. Este se recomienda que sea de color rosado y servirá para resaltar aún más el efecto del bronceador. También se puede usar un iluminador, que ayuda a resaltar los pómulos y lamirada.