Repensar las enfermedades infecciosas para el siglo XXI

Un hombre con mascarilla reza en una iglesia de Caracas, en Venezuela.
Un hombre con mascarilla reza en una iglesia de Caracas, en Venezuela.Matias Delacroix / AP

Las enfermedades infecciosas siguen siendo determinantes de la historia humana. Cuando aparecieron las primitivas sociedades densas se crearon condiciones para la transmisión de enfermedades de un hombre a otro. El sarampión, la viruela, el SIDA y los coronavirus, son regalos de los animales. Las conquistas del pasado fueron resultado de la superior organización y tecnología de los europeos y de los gérmenes que habían evolucionado con ellos durante milenios. Cuando los pueblos nativos entraron en contacto con la viruela, murieron en proporciones inimaginables. Epidemias terribles diezmaron la…