Consejos para exfoliar la cara paso a paso y de forma eficaz

Una de las prácticas respecto a la piel que más se han puesto de moda en los últimos tiempos es la exfoliación. Los productos que se pueden encontrar en el mercado son incontables y van desde las típicas cremas a mascarillas, esponjas, productos con cepillos…

Exfoliar la cara sirve para eliminar las células muertas y limpiar el rostro de impurezas y suciedad para permitir la transpiración de los poros y dar lugar a una piel suave, limpia y sin brillos.

Así, hay que tener en cuenta cómo aplicar los productos y con qué frecuencia hacerlo para no dañar la piel y para que los efectos que se consiguen sean los deseados.

Lo más normal es que cada producto que adquiramos en el mercado traiga estipulado el modo de uso y la frecuencia con la que hay que aplicarlo. Sin embargo, la Academia Española de Dermatología y Venereología da una serie de consejos a seguir a la hora de exfoliar la piel.

Para empezar distingue la microexfoliación, que es la que se realiza en las zonas superficiales de la piel, y la exfoliación química, que se realiza utilizando ácidos que deshacen el cemento intracelular. Esta última puede tener efectos adversos sobre las pieles sensibles, por lo que es recomendable no utilizarlos sin consultar con un dermatólogo y hacerlo siempre sin sobrepasar el tiempo recomendado.

Otro consejo es que aquellas personas que presenten una piel con tendencia seca no apliquen los productos exfoliantes más de una vez por semana y, aquellas que presenten pieles mixtas, no lo hagan más de una o dos veces por semana.

La Academia Española de Dermatología hace mención especial a las pieles grasas y con acné, ya que exfoliar constantemente este tipo de pieles puede producir el efecto contrario al que se desea, es decir, puede dar lugar a la aparición de más grasa.

Sin embargo, las zonas centrales de este tipo de pieles sí que pueden exfoliarse diariamente siempre y cuando el producto no contenga altas concentraciones químicas.

Para aplicar los productos exfoliantes, recomienda hacerlo con masajes circulares y durante dos minutos. Después de usar los productos, normalmente, hay que aclarar con agua, a no ser que las instrucciones de uso indiquen otra cosa.

Otra de las recomendaciones a seguir es evitar las zonas sensibles. Estas son: el contorno de los ojos, los labios, el cuello y la parte alta del pecho.

Además de tener en cuenta estos consejos sobre los exfoliantes para la piel, hay que tener en cuenta cómo llevar a cabo la exfoliación para que se consigan los resultados deseados. Garnier, una de las marcas dedicadas a productos cosméticos, indica los siguientes pasos: