¿Qué hago si mi pelo y puntas están dañados? Trucos para devolverlos a la vida

Uno de los problemas más comunes respecto al cabello son las puntas abiertas que hacen que el pelo se vea dañado, sin fuerza y sin brillo. Las puntas abiertas se producen como consecuencia de los efectos externos a los que está expuesto el cabello.

Un ejemplo es el uso de secadores y planchas que, si se usan en exceso, pueden acabar por estropear y quemar el cabello. También la exposición prolongada al sol durante el verano, peinarlo de forma inadecuada o el uso de otros productos, como los tintes, pueden hacer que el pelo se dañe y pierda fuerza y brillo.

Lo mejor para lucir una melena fuerte y saneada es cortar las puntas regularmente, dependiendo de la facilidad o rapidez con la que se dañe. Estar durante un largo periodo de tiempo sin cortarlo hará que el pelo crezca y se podrá tener una melena larga, pero posiblemente se verá estropeada. Si se corta frecuentemente, se podrá lucir un pelo largo, pero a su vez saneado y bonito.

En caso de tenerlo estropeado y no querer cortarlo mucho, se pueden encontrar en el mercado numerosos champús, mascarillas o sérums reparadores, que están indicados justamente para sellar las puntas, nutrir y devolver al pelo su vitalidad.

También se pueden hacer varios tratamientos caseros para devolver al pelo sus propiedades y que vuelva a lucir nutrido y con brillo, como los que indica Mejor con Salud.

Buscar productos para tu cabello en Amazon