¿Cómo añadir más proteína a tu alimentación?

Las proteínas son uno de los nutrientes fundamentales en una dieta sana y equilibrada, ya que ayudan en la formación, reparación y mantenimiento de tejidos, músculos y huesos. Además, están presentes en muchos alimentos y son una fuente de energía para el organismo.

Además, con el auge de la nutrición deportiva las proteínas han cobrado protagonismo en todas las dietas para deportistas, ya que ayudan a aumentar la masa muscular.

Aumentar la ingesta de proteínas es uno de los objetivos que pretenden llevar a cabo la mayoría de los deportistas que quieren tonificar y aumentar los músculos de su cuerpo.

Para ello, muchos optan por bebidas o comidas específicas que se pueden encontrar en el mercado como, por ejemplo, los batidos proteicos, ya que ingiriendo poca cantidad de alimento, contienen un alto nivel de proteínas.

Sin embargo, no es necesario recurrir a ellos para aumentar la ingesta de proteínas, ya que están presentes en muchos alimentos, la mayoría, sanos y bajos en grasa.

Entre los alimentos que son ricos en proteínas están la carne y el pescado. Así, un ejemplo es el atún, un pescado nutritivo que también aporta vitaminas y minerales. También el jamón serrano, una carne que, en comparación con otras, no tiene mucha grasa y constituye una buena fuente de proteínas.

El pollo es otro ejemplo de carne que, cocinada de forma saludable, es muy baja en grasa y aporta proteínas al organismo. A este grupo de alimentos se pueden sumar los huevos y los lácteos, que también contienen proteínas, aunque en menor medida. Algunos quesos

Para media mañana o el desayuno lo más recomendable para aportar al organismo más proteínas son los frutos secos. Algunos de los que tienen más proteínas son los cacahuetes, las pipas de calabaza o las almendras. Hay que evitar consumir los fritos o con exceso de sal, ya que serán más calóricos.

También son una fuente de proteínas productos como la soja, la quinoa o el tofu, todos ellos productos vegetales que pueden tener en cuenta para aumentar la ingesta proteica aquellas personas que no coman carne.