Estos son los síntomas de intoxicación producidos por la mezcla de productos de limpieza como la lejía y el amoniaco

Los productos de limpieza en los hogares pueden causar intoxicaciones si se hace un mal uso de ellos. De hecho, según el Ministerio de Justicia, los accidentes provocados por estos productos representan una de las primeras causas de consultas al Servicio de Información Toxicológica. Además, estas intoxicaciones han aumentado durante el confinamiento por el coronavirus.

Las intoxicaciones se dan, en la gran mayoría, en niños de entre 18 meses y 3 años, por la falta de cuidado a la hora de guardar estos productos de limpieza en un lugar de difícil acceso para los menores. También se da en adultos por inhalación de los vapores al mezclar varios productos o al transvasarlos de su envase habitual a otras botellas o vasos.

Al mezclar lejía con amoniaco se produce una reacción química que genera un gas llamado cloramina que, en contacto con la mucosas, se descompone y produce ácido clorhídrico, una sustancia tóxica y corrosiva.

En el último mes, el Instituto Nacional de Toxicología ha alertado del aumento de las intoxicaciones por productos de limpieza, que puede estar relacionado con una mayor desinfección del hogar a causa del coronavirus mediante la mezcla de varios productos de limpieza tales como la lejía y el amoniaco, según informa el Gobierno.

La mezcla y posterior inhalación de estos productos puede dar lugar a cuadros toxicológicos que pueden provocar los siguientes síntomas respiratorios y dermatológicos:

Si presenta alguno de estos síntomas, se puede poner en contacto con el Servicio de Información Toxicológica, que está activo las 24 horas del día en el teléfono 915 620 420.