¡Entrenar en casa sin morir en el intento es posible!

No hay duda de que en las últimas semanas nuestra vida ha cambiado, y nuestras rutinas se han visto alteradas.

Si eres de los que les gusta ir al gimnasio a diario, o varias veces a la semana, seguramente al principio estabas decidido a ponerte las pilas en casa, pero poco a poco te has ido relajando. No vamos a negarlo, son muchos los que les cuesta hacer ejercicio en casa.

No obstante, gimnasios y entrenadores personales se han puesto en marcha creando vídeos de todo tipo para que consigamos tener una rutina en casa. Con el cupón descuento de adidas puedes conseguir tu outfit deportivo, porque ir bien vestido para la ocasión motiva.

¿Te has planteado hacer deporte en casa y no sabes por dónde empezar? No te preocupes, no eres el único. Piensas en todas las máquinas y utensilios que tenías en el gimnasio y no sabes cómo sustituirlas en casa. Pues bien, vamos a darte unos consejos y tips para que te mantengas en forma, porque entrenar en el hogar es posible.

No vamos a negar que en casa no contamos con los objetos que tenemos disponibles en el gimnasio. Sin embargo, hay muchas cosas que pueden servirnos para seguir moviéndonos. Sea que ya fueras un aficionado al deporte o que quieras animarte ahora que tienes tiempo, ¡no te pierdas estos consejos!

Clases de zumba

En canales de Internet o incluso en la app de tu propio gimnasio, podrás encontrar múltiples clases de zumba. Es sencillo de practicar, quemarás calorías y te divertirás bailando. Pon la tele, sube el volumen y ¡a zumbear!

Zancadas

Si eras de los que siempre se quejaba de tener un pasillo largo, ahora lo agradecerás. Las zancadas son una manera excelente de trabajar piernas y glúteos. Si tienes niños incluso puedes hacerlas con uno de tus pequeños sobre la espalda.

Abdominales y planchas

Si alguna ventaja tienen los ejercicios más clásicos es que se pueden hacer en cualquier lugar. Los abdominales son sencillos y muy eficaces si se siguen unas pautas y se hacen de forma regular. Solo necesitas una esterilla y, si no tienes, estira una manta en el suelo y sobre ella una toalla.

Además de los abdominales, podemos intentar practicar la plancha, un ejercicio en el que apoyas el cuerpo sobre tus codos, alzas los glúteos y contraes el abdomen, trabajando de esta forma todo el cuerpo. Intenta mantenerte en esa posición el mayor tiempo posible sin moverte. ¡Es muy efectivo!

Fuerza en brazos

¿Quién no tiene un sofá o una silla en casa? Pues ponte de espaldas a ella, sube los brazos hacia el asiento y pon las rodillas a la altura de tu pecho. Ahora baja y sube haciendo la fuerza con los brazos. Con este sencillo movimiento fortaleceremos toda la musculatura superior.

Sentadillas

Son fantásticas para fortalecer los glúteos y las piernas. Si te cuesta mantener el equilibrio, puedes hacerlas pegando la espalda a una pared. Mantén el cuerpo recto y baja hasta quedarte en el aire, manteniendo toda la tensión en las piernas. Así de simple.

Hiit o Tabata

Para los más atrevidos y los que están muy en forma, pueden optar por clases de intervalos de alta intensidad. Puedes encontrar muchos ejercicios en Internet. Se trata de hacer trabajar el cuerpo y el corazón al máximo en el menor tiempo posible y con intervalos de descanso muy cortos, consiguiendo muy buenos resultados si se es constante.

Lo mejor es hacer una mezcla de todos estos ejercicios, comenzando por diez minutos de zumba, haciendo una tabla de ejercicios y terminando con un poco de Hiit. ¡Eso sí! No olvides estirar al final.