Reciclaje y coronavirus: ¿dónde hay que tirar las mascarillas, los guantes y los botes de gel?

La organización sin ánimo de lucro Ecoembes ha registrado un repunte en las consultas que recibe sobre reciclaje. En el último mes ha recibido 43.500 consultas, un 45% más que en meses anteriores, y muchas de ellas relacionadas con la gestión de residuos generados específicamente en la crisis del coronavirus.

Las preguntas más habituales hacen referencia al tratamiento de mascarillas y guantes. Las dudas vienen tanto por el tipo de material con el que están hechos estos utensilios -látex, nitrilo, goma, plástico, vinilo,…- como por cómo tratarlos en caso de que haya sospechas de que estén infectados.

Desde el Ministerio de Sanidad ya se dieron algunas pautas sobre todo para los residuos que se producían en domicilios en cuarentena. Pero, como señalan desde Ecoembes, la preocupación también se ha incrementado entre las personas que usan mascarillas o guantes solo para salir a comprar o trabajar, aunque no tengan una relación directa con personas infectadas.

Como cuenta a 20minutos Natacha Payà, experta en medio ambiente de Meteored, los efectos de una mala gestión de este tipo de residuos ya se están viendo en algunos lugares del mundo. «En las Islas Soko de Hong Kong, han llegado a aparecer un montón de mascarillas y de guantes en las playas del mal uso que se está haciendo», explica.

Aparte de porque las mascarillas y los guantes no están hechos de materiales biodegradables, está mala gestión puede afectar a la propagación del coronavirus.

«El virus puede estar hasta 7 días en la parte externa de tu mascarilla», explica Payà, por lo que, aun sin estar infectada la persona que la porta, un mal reciclaje puede causar problemas. «Hemos visto muchas en las puertas de los supermercados últimamente», denuncia.

A diferencia de los hogares donde hay casos positivos de coronavirus, si se tratan los residuos adecuadamente, se puede continuar reciclando. En los domicilios con positivos, los pasos a seguir son estos:

Después de seguir estos pasos, los restos de todo el domicilio acaban en el contenedor gris de ‘restos’, donde habitualmente van los residuos que no pueden ser reutilizados.

Si en el domicilio no hay casos de coronavirus, según las indicaciones de Natacha Payà, el proceso será más sencillo. Tan solo hay que mantener separados correctamente los residuos normales de las mascarillas y guantes utilizados. Estas mascarillas y guantes serán introducidos en una bolsa de plástico, e inmediatamente en una segunda bolsa de basura. Todavía en el domicilio, esta bolsa deberá ir a un cubo diferente al del resto de residuos.

La bolsa que contenga las mascarillas y guantes deberá ser depositada en el contenedor de ‘restos’ y el resto de residuos podrán ser reciclados en sus correspondientes contenedores sin problema. En el caso en que no se pueda cumplir esta separación, todos los residuos deberán ir al contenedor de ‘restos’.

En estos momentos, el consumo de mascarillas y guantes está generando grandes cantidades de plástico difícil de gestionar. Sin embargo, como destaca Payà, «lo importante ahora es que el coronavirus no se propague más», por lo que, además de prestar atención a medidas de higiene y distancia social, «el reciclaje debería ser uno de los hábitos a tener en cuenta».