Una vacuna contra el ébola podría combatir las cuatro especies de virus

Científicos del Centro Médico del Hospital Infantil de Cincinnati (Estados Unidos) han informado del desarrollo de una posible vacuna universal contra el ébola que, según las pruebas preclínicas, podría neutralizar las cuatro especies de estos virus mortales que infectan a las personas en los recientes brotes, principalmente en África.

Aunque todavía se encuentran en las primeras pruebas preclínicas, los investigadores aseguran que sus datos indican que la posible vacuna tiene posibilidades de ser una protección integral contra el ébola. También podría ampliar y extender la durabilidad de la inmunidad protectora inducida por las actuales vacunas vivas que ya se están probando en ensayos clínicos contra especies individuales del virus, según explica Karnail Singh, autor principal del trabajo, que se ha publicado en la revista Journal of Virology.

«Esto podría ser un avance significativo en el esfuerzo global para prevenir o manejar los brotes de ébola, especialmente si esta vacuna usada sola o en combinación con otra vacuna contra el ébola resulta en una inmunidad protectora duradera y a largo plazo contra diferentes virus del ébola», insiste Singh.

Si bien las vacunas de vectores vivos están produciendo resultados alentadores en los ensayos clínicos, hasta esta nueva investigación no se ha demostrado que ninguna de las nuevas vacunas que se están desarrollando induzca respuestas inmunitarias que reaccionen de forma cruzada contra las múltiples especies del virus que causan la enfermedad mortal en los seres humanos.

La nueva vacuna tiene un enfoque novedoso, según el estudio. Los investigadores diseñaron una partícula bivalente y esférica parecida al virus del ébola (VLP) que incorpora dos glicoproteínas genéticamente diversas (una del virus del ébola de Zaire y otra del virus del ébola de Sudán) en un núcleo esférico.

Este enfoque no causará enfermedad en el receptor ya que las VLP carecen de material genético y no se multiplican. La vacuna funciona estimulando las respuestas inmunológicas contra el ébola que generan anticuerpos que combaten el virus para atacar a las diferentes especies de virus.

Cuando los investigadores administraron su nueva vacuna VLP del Ébola a los modelos animales apropiados, produjo robustas respuestas inmunológicas contra las especies de virus conocidas por ser patógenas en los humanos. Aunque la nueva vacuna utiliza glicoproteínas de dos especies de virus, podría funcionar contra los cuatro virus conocidos como patógenos, ya que la respuesta a una de las glicoproteínas genera respuestas de reacción cruzada contra otras dos especies de virus del ébola.