Optimismo frente al coronavirus

La mayoría de los humanos solemos ser más optimistas con respecto a nosotros mismos y nuestras familias y amigos que con respecto al resto del mundo. Es más probable que alguien diferente a mí o a mi familia acabe teniendo el coronavirus que el que lo acabe teniendo yo mismo o alguno de los míos. Así pensamos, no todas, pero sí, la mayoría de las personas, incluso sin darnos cuenta o sin hacerlo explícito. Los previsibles males futuros serán, sobre todo, para los demás, pues no son cosa nuestra (o tan nuestra)….