Claves del estudio de seroprevalencia para medir la inmunidad al coronavirus: ¿cómo es la prueba? ¿puedo negarme?

En los próximos días comenzará el esperado estudio de seroprevalencia, las pruebas masivas de coronavirus a 60.000 personas seleccionadas al azar que servirán para calcular el grado de inmunidad de la población española frente a la COVID-19.

Su nombre oficial es Estudio Nacional Epidemiológico de la infección por SARS-CoV2 en España (ENE-COVID), y será llevado a cabo por el Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII, dependiente del Ministerio de Ciencia), con la colaboración de las Comunidades Autónomas. Las siguientes son la claves principales de este gran estudio.

Hasta ahora, fuentes del Ministerio de Sanidad habían afirmado que iba a comenzar el próximo lunes. Sin embargo, el jefe del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, no ha fijado una fecha oficial de inicio. Solo ha asegurado que comenzará «en breve», en los próximos días.

Pero, según han dicho este martes fuentes oficiales a la agencia Europa Press, en algunas ciudades como Zaragoza ya han comenzado a aplicarse las pruebas.

Se calcula que serán más de 60.000 personas, a través de la selección de 36.000 familias elegidas al azar por el Instituto Nacional de Estadística. Los seleccionados serán notificados con una llamada telefónica.

Sanidad explica en un comunicado que se prevé el «estudio de todas las personas que conviven en un mismo domicilio», pues ello facilita la representatividad de la muestra.

El muestreo pretende lograr una imagen que abarque a todas las zonas del país y grupos de edad. El tamaño muestral por provincia va desde 900 personas en Ceuta y Melilla a 6.000 personas en Madrid.

Depende. Por lo general los análisis se harán a domicilio, aunque habrá casos en los que se tengan que hacer en los centros de Atención Primaria autonómicos. Ello depende de la evolución de la enfermedad en los próximos días y de las circunstancias de cada familia.

Las pruebas consisten en un cuestionario y uno o dos análisis, según la voluntad del participante.

CUESTIONARIO: Se hará mediante una aplicación web en la que se responderá a diferentes preguntas sobre síntomas y posibles fuentes de infección que puedan haber tenido los sujetos a estudio.

TEST RÁPIDO: Un pinchazo en el dedo para buscar anticuerpos en la sangre por inmunocromatografía, con lo que se sabrá si la persona ha estado infectada. La sensibilidad del test está en torno al 80%; no es del todo exacta, pero tiene a su favor la rapidez: el resultado se puede conocer en unos 20 minutos.

PCR: Para hacer un análisis que tenga más precisión, se podrá obtener de forma adicional muestras de sangre con un pinchazo en el brazo (venopunción), pero solo en los participantes que así lo consientan.

El análisis de estas muestras de suero estará coordinado por el Centro Nacional de Microbiología y se hará «usando técnicas serológicas más sofisticadas y más precisas». La prueba más fiable son los PCR, que requieren más tiempo en laboratorio.

Sanidad ha aclarado que la participación en el estudio es completamente voluntaria, por lo que los ciudadanos seleccionados podrán negarse a hacerse las pruebas sin mayores consecuencias.

También puede darse el caso de que un miembro de la familia quiera participar y el otro no, o que los padres no quieran que se hagan pruebas a sus hijos. El estufio seguirá sin problemas, las autoridades tienen una lista de reserva para suplir a quienes no quieran colaborar.

Sin embargo, Sanidad ha hecho un llamamiento a la colaboración de los seleccionados, para que los resultados del estudio reflejen una foto real de la situación en España.

En un primer momento se calculó que los resultados definitivos del estudio estarán listos hasta dentro de dos meses. Pero Simón, en la rueda de prensa de este miércoles, ha aclarado que los datos preliminares podrán conocerse a finales de la semana próxima (si es que las pruebas arrancan estos días) o a principios de la siguiente.

Toda esta información servirá para que las autoridades tomen decisiones en las próximas semanas sobre el relajamiento de las medidas del estado de alarma y el desescalamiento, que en principio el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, ha fijado para finales de mayo.

De momento, sin que hubiera ningún examen de estos sobre la mesa, el Gobierno ya ha decidido que a partir del próximo domingo los niños podrán salir a hacer pequeños paseos.