Consultorio de Psicología: «Por la cuarentena mi novio se ha ido al pueblo y yo estoy en Madrid y tengo celos»

Ya puedes leer aquí la nueva entrega del consultorio de Psicología con el que 20minutos pretende ayudar a resolver las dudas y dificultades que puedan tener los lectores (con los amigos, la pareja, la familia, en el trabajo…).

Para plantear tu problema escribe un correo electrónico a consultoriopsicologia@20minutos.es. Aquí tienes las respuestas que ha dado a las cuestiones de esta semana nuestra experta, Mª Jesús Álava Reyes.

CONSULTA Necesito pautas para cuando termine esto, y deseando que mis abuelos sigan estando aquí. Han fallecido la mujer del hermano (muerto hace unos años) de mi abuela y también ha fallecido su hermano.

Porque es una situación complicada, se sentirán engañados por no decírselo ahora y mal por la soledad, por la situación. Ellos tienen 87 años y no están para muchos sobresaltos. Agradecería algunas pautas para hacérselo lo más llevadero posible.

RESPUESTA DE LA EXPERTA Haces bien en no decírselo ahora. No tiene ningún sentido provocarles un nuevo sufrimiento, en una situación en la que nada pueden hacer.

Cuando llegue el momento diles que, aunque lo veías claro, consultaste a un psicólogo qué era lo mejor y que te dijo que no les dijeses nada hasta que tus abuelos salieran del confinamiento.

En el fondo, aunque les entristezca las noticias de la dos muertes ellos saben que nada hubieran podido hacer, que tampoco había la opción de despedirse de ellos, que cualquier conmemoración (funeral o similar) sólo podrá tener lugar ahora, una vez pasada la cuarentena.

Coméntales que hablen de sus emociones con las personas que les susciten más confianza, más cercanía; que no se traguen las lágrimas, que es bueno ventilar las emociones y llorar cuando lo necesitamos, pero que necesitan seguir cuidándose físicamente: sueño, alimentación, algo de ejercicio…, que asistan, si pueden y les apetece, al funeral, misa o los servicios que se organicen por ambas muertes, pero que piensen en lo positivo de estas personas, en lo que aportaron a sus vidas y que intenten recordarles con una sonrisa.

Si les cuesta el tema de la sonrisa, diles qub, no es traicionar, simplemente es vivir, vivir con esperanza.

CONSULTA Llevo casada 12 años, es verdad que de un tiempo a esta parte es como que ya no quiero estar más con mi marido, el confinamiento ha acrecentado este problema.

Hace un tiempo vi a alguien que formó parte de mi vida en Facebook, pero solo vi su foto, ni me puse en contacto, pero ahora no dejo de pensar en esa persona todo el tiempo. Estoy con ansiedad, lloro por él y tengo muchas ganas de verlo. Lo estoy pasando fatal.

RESPUESTA DE LA EXPERTA Después de 12 años de matrimonio es muy habitual que ya no sintamos aquella ilusión del principio; la convivencia además desgasta mucho y se nos pasó la ‘novedad’ y las experiencias que compartís se parecen mucho un día con otro.

Por lo que cuentas, te estás obsesionando con esa otra persona, es como que tu mente se hubiera fabricado un ‘escape’, donde el recuerdo se idealiza y te imaginas situaciones que nunca se darán, pero que en estos momentos te cuesta quitar de tu cabeza.

Te has creado como una ilusión paralela, para escapar de las condiciones difíciles del confinamiento, pero no te engañes, esa no es una salida, es una trampa en la que estás cayendo y que sólo te proporcionará un sufrimiento tan inútil como estéril.

Te vendría muy bien ayuda profesional. La psicología actual es muy eficaz en este tipo de tratamientos. No se trata de que te estés volviendo loca, pero si es cierto que estás perdiendo gran parte del control de tus emociones. En libros como ‘Amar sin sufrir’ verás que lo que te ocurre es más habitual de lo que pudieras pensar. No te engañes, ese chico idealizado no es la solución.

CONSULTA Llevo casi tres años con mi novio, lo dejamos como cuatro meses porque era insostenible la relación pero luego decidimos darnos otra oportunidad cambiando muchos aspectos que mataban la relación.

Pero con la cuarentena él se fue al pueblo y yo me quedé en Madrid. Empecé a sentir ansiedad, nervios y agobios y le empecé hablar a todas horas, a preguntarle con quién habla continuamente, ya que tengo un problema con los celos.

Me ha pedido tiempo, que cuando acabe la cuarentena hablamos. Quiero saber si realmente el darnos un tiempo va a funcionar en la relación y volver de forma sana.

RESPUESTA DE LA EXPERTA El tema no es tanto daros un tiempo, sino que aproveches tú este tipo para trabajar esos celos que asfixian (con razón) a tu novio. Tú sabes que vivir con esa ansiedad permanente es un no vivir. Toda tu mente está centrada en lo que él hará, en si conocerá a alguien, en si se hartará de ti…

Es crucial que respetes su decisión, que no le vuelvas a llamar y que, en todo caso, le digas que entiendes su actitud y que vas a aprovechar este tiempo para trabajar y controlar tus celos.

En el nivel en que te encuentras, lo ideal sería solicitar ayuda profesional. Los psicólogos trabajamos constantemente con casos como el tuyo, y no hay ningún problema para hacerlo vía online (videoconferencia o similar).

No te engañes, es muy difícil que tú sola puedas superar la ansiedad que te proporcionan los celos. En cualquier caso, convendría que empieces cuanto antes a trabajar esas ideas irracionales que están en la base de tus celos y que practiques técnicas como la ‘Parada de Pensamiento y las ‘Autoinstrucciones’. Te proporciono el enlace, intenta seguir los vídeos donde detallo el proceso.

CONSULTA Llevo seis años en una relación con una chica depresiva. Empezamos a salir justo al perder ella a un familiar cercano y lo que parecía temporal ahora se cronifica… junto a las recaídas que sufre de vez en cuando, cuando algo va mal o por estrés.

Mal humor, irritabilidad, falta de relaciones y el no querer tratarse me hacen estar muy inseguro con ella, incluso creo que me está afectando a mí.

Cuando está bien todo es perfecto, es lo que me sigue uniendo a ella… Pero no soy feliz. ¿Está bien abandonar a una persona en esta situación?

RESPUESTA DE LA EXPERTA Si quieres a una persona, como parece que es tu caso, intenta luchar por ella. El problema fundamental, por lo que cuentas, es que ella rechaza la ayuda profesional.

En estos casos, lo que hacemos los psicólogos es trabajar con la pareja; es decir, contigo. Analizamos cuál es al situación, cómo se comporta ella, cómo reacciona, qué circunstancias o pensamientos desencadenan sus recaídas…

Una vez analizado en profundidad el caso, te damos pautas muy claras de intervención, para poderla ayudar indirectamente y ayudarte a ti también. A través de esas pautas e indicaciones, ella verá que necesita ayuda, que no podéis seguir con este desgaste permanente y, lo habitual, es que finalmente acepte esa ayuda. En libros como ‘La Inutilidad del Sufrimiento’ podrás ver qué le ocurre a ella y cómo puedes ayudar sin que tú termines hundido emocionalmente.

CONSULTA Tengo 18 años. Llevaba 4 meses con mi novio, el es de Málaga, y yo de Almería, por lo que nos pilló el confinamiento y llevamos 1 mes viviendo juntos con mis padres.

He descubierto que mi pareja hablaba con muchas chicas por Instagram, tonteando con ellas, llevabamos unas semanas raros debido a esta presion del confinamiento, y le he dicho que se fuera.

Ya se ha ido y siento un vacío muy grande , todo me recuerda a él, tengo la sensación de que no voy a poder estar sin él, pero no quiero estar mas con él, no sé ni lo que siento pero he sido engañada y estoy defraudada y decepcionada.

RESPUESTA DE LA EXPERTA Esta situación del confinamiento os ha pillado demasiado pronto en vuestra relación de pareja. Si ya el confinamiento de por si puede ser complicado, vivir con tus padres y con él las 24 horas se hace muy difícil.

Quizás fue algo impulsiva la decisión de pasar juntos el confinamiento, pero en la situación actual es lógico que sientas ese vacío y que todo te recuerde a él. Será crucial que cambies tus rutinas, lo que estabas haciendo cada día. Seguro que puedes hacer cosas diferentes, aunque estés en casa.

Organízate una agenda diaria donde hagas ejercicio todos los días, donde dediques un tiempo a disfrutar de cosas que habitualmente te gustan (música, charlas con amigos, manualidades, lecturas…) lo que habitualmente te hacía sentirte bien.

Es crucial que llenes ahora ese tiempo y estés permanentemente ocupada. Más adelante será el momento de reflexionar y extraer los aprendizajes de lo que has vivido. Quizás te resulte de ayuda leer ‘Las tres claves de la felicidad’, ahí detallo algún caso parecido al tuyo.