El ISCIII sugiere que el coronavirus ya circulaba en España a mitad de febrero y que no hubo paciente cero

Un estudio realizado por investigadores del Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) han publicado un estudio sobre la transmisión del nuevo coronavirus en España cuyos resultados preliminares apuntan a que el nuevo coronavirus ya circulaba por el país a mediados de febrero y descarta la existencia de un paciente cero.

Según las primeras conclusiones extraídas de la investigación, con Francisco Díez y María Iglesias como primeros firmantes, el virus habría entrado a España por hasta 15 vías diferentes y ya circulaba a sus anchas alrededor de 14 de febrero.

Sin embargo, las autoridades sanitarias, con el director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias, Fernando Simón, como portavoz de la evolución de la epidemia en España, tranquilizaba a la población el 23 de febrero asegurando que «en España ni hay virus ni se está transmitiendo la enfermedad ni tenemos ningún caso actualmente”.

El estudio analiza las primeras 28 secuencias del genoma completo del SARS-CoV-2 obtenidas de pacientes en España y revela que la mayoría de ellas pertenecen a las familias G, S -vinculada esta a un caso detectado en Shanghai el 28 de enero- y dos secuencias restantes ramificadas en la familia V.

La investigación, publicada en Biorxiv, traza que ocho secuencias de la familia S viajaron a otros seis países de Europa (Francia, Países Bajos y Georgia) y América (EE UU, Chile y Brasil).

El ancestro común más reciente (MRCA) de la pandemia del SARS-CoV-2 se ubica en la ciudad de Wuhan, China, alrededor del 24 de noviembre de 2019. Los autores consideran importante remarcar que entonces la ciudad china epicentro de la pandemia contaba con vuelos directos a París (seis a la semana), Londres (tres vuelos semanales) y Roma (otros tres a la semana), entre otras ciudades europeas.

El origen de los grupos S y G de España se sitúa según los investigadores del ISCIII en España en el 14 y 18 de febrero de 2020, respectivamente. Los tres primeros pacientes S identificados en España se han detectado con muestras tomadas los días 26 y 27 de febrero en Valencia, ciudad a la que regresaron de Milán multitud de aficionados valencianistas tras asistir al partido de Champions contra el Atalanta disputado el 19 de febrero. Un evento que según la OMS fue una rápida propagación del virus e infectó a un 35% de la plantilla del Valencia C.F.

En Valencia fue también donde se registró el primer fallecido con coronavirus de España, un hombre al que le realizaron la prueba después de haber muerto el 13 de febrero y que no tenía ningún vínculo con China. El primer caso detectado en España se sitúa en la isla canaria de La Gomera el 1 de febrero en un turista alemán que fue aislado y dado de alta días después. A este le siguió otro turista, esta vez británico, confirmado en Palma de Mallorca el 10 de febrero. Hoy ya son más de 21.700 muertos y más de 208.000 contagios.

De las hasta 15 entradas del SARS-CoV-2 detectadas en España, al menos dos dieron como resultado la aparición de grupos transmitidos localmente, con una mayor difusión de uno de ellos en al menos otros seis países. Estos resultados destacan el potencial extraordinario del SARS-CoV-2 de propagarse rápidamente por el mundo.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha explicado este jueves durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité de Gestión Técnica que este estudios es «muy interesante». Ha querido recalcar que «yo no soy virólogo», pero ha explicado que estos estudios «se tienen que valorar de acuerdo a la evolución epidemiológica de la enfermedad» y ha expuesto que el hecho de detectar una divergencia del virus a mediados de febrero en España no implica que el virus estuviera en España en ese momento«.

Simón ha recordado que el Ministerio de Sanidad tiene información de «varios casos en España detectados el 31 de enero y el 9 de febrero. A partir de ahí la siguiente notificación en Sanidad fue entre el 25 y 27 de febrero, con datos de personas que habían iniciado síntomas días antes».

En este sentido, Simón ha reconocido que «es probable que el incremento de casos registrado la primera semana de marzo se debiera al incremento de la última semana de febrero«. Pero, ha continuado, «que el virus divergiera no implica que fuera el que circulaba en España»..

Con todo, ha considerado, «es perfectamente posible que hubiera casos asintomáticos que se nos escaparon y que no fueron detectados por los servicios sanitarios. Si no, no hubiera sido tan explosivo».