¿En qué año se descubrió la penicilina?

La penicilina es un antibiótico del grupo de los betalactámicos que se utiliza para tratar infecciones provocadas por bacterias. Estas infecciones causadas por bacterias y, también por hongos o virus, eran la principal causa de muerte del ser humano, según la Organización Mundial de la Salud, y que sigue siendo la principal causa de muerte en lugares con pocos recursos.

La penicilina es un compuesto natural producido por el hongo Penicillium que fue descubierta por Alexander Fleming en el año 1928, de forma accidental. Cuanto este científico estaba trabajando en un experimento con la bacteria común Staphylococcus aureus, observó que estas habían sido eliminadas por una sustancia de crecimiento natural producida por el hongo Penicillium, un moho que creció en la misma placa de Petri, según explica la organización Healthy Children.

Así, concluyó que estas bacterias habían sido atacadas y eliminadas por esa sustancia de crecimiento natural a partir del moho, que pasó a denominar penicilina, utilizada durante las dos décadas siguientes para experimentos que permitieron demostrar que estos cultivos de moho podían disolver las bacterias infecciosas.

Así, se inició una nueva era en la medicina gracias al uso de la penicilina, que resultó ser tóxica para las bacterias, pero inofensiva para el ser humano. Este hallazgo permitió, por ejemplo, salvar miles de vidas durante la Segunda Guerra Mundial.