Nuevo cambio en el conteo de los casos de Covid-19: «Hay que seguir el mismo criterio para estudiar la evolución»

El Ministerio de Sanidad ha vuelto a cambiar la forma en la que cuenta y desglosa los datos diarios del nuevo coronavirus en España. Este viernes, y después de una semana detallando los casos confirmados vía PCR y mediante test de anticuerpos (tanto sintomáticos como asintomáticos en el momento del diagnóstico), el dato de casos confirmados es de 219.764 personas en total. Esta cifra es el resultado de los 202.990 casos confirmados mediante PCR y las 16.774 personas que se han sumado a la estadística después de ser sometidas a test de anticuerpos y haber dado positivo.

En cuanto a la mortalidad, una serie más fiable, el nuevo coronavirus ha provocado en las últimas 24 horas la muerte a 367 personas, lo que supone un descenso respecto al jueves, cuando se registraron 440, y eleva la cifra del total de fallecidos a las 22.524. Los curados, que suman ya 92.355 (3.105 en un día), han superado por primera vez a los nuevos casos confirmados.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha considerado estas cifras «buenas noticias», aunque ha tenido que explicar el nuevo cambio en la presentación de los datos. «Después de varios días de incertidumbres en algunos de los datos, debido a modificaciones en el uso de algunas pruebas diagnósticas, ya por fin en todas las Comunidades Autónomas hemos conseguido corregir la información y podemos decir que hoy tenemos un total de 2.796 casos nuevos respecto a ayer, lo que implica un incremento del 1,4%. Es la mejor cifra que tenemos desde hace muchas semanas», ha valorado.

Cabe decir que esta cifra de 2.796, que es inferior por primera vez a los curados diarios (3.105), no incluye los casos detectados mediante test de anticuerpos. Simón, ha recalcado la «importancia de limpiar bien la serie» al exponer un gráfico en el que han comenzado a integrar pero de forma diferenciada todos los casos confirmados (por cualquiera de las vías, y teniendo en cuenta que los positivos en anticuerpos pero asintomáticos en el momento de la prueba no se pueden ubicar en el tiempo). Si se hubieran contabilizado los casos confirmados mediante test de anticuerpos, entonces el aumento diario habría sido de 6.740.

El experto ha recordado los datos que se conocen actualmente son una fotografía de lo ocurrido hace unos 15 días, y han mostrado que los ambientes en los que se ha producido la mayoría de las transmisiones del nuevo coronavirus en las últimas semanas son en las residencias de ancianos, en los domicilios y en los servicios sanitarios. «Pero son los datos en los que nos tenemos que basar para valorar la evolución de la epidemia», ha expuesto.

Preguntado por esta misma cuestión el Catedrático de Microbiología de la Universidad Complutense de Madrid Víctor Jiménez Cid, el experto defiende que «tiene lógica» de que el Ministerio haya excluido de su recuento a los casos detectados mediante test de anticuerpos porque de lo contrario, la curva de la evolución de la pandemia se desfiguraría. «Hay que ceñirse al mismo tipo de cómputo de casos a lo largo de toda la curva si lo que se quiere es trazar una curva que tenga valor predictivo. El criterio ha de ser constante en el tiempo para que la curva tenga valor, aunque seas consciente de que solo ves la punta del iceberg«.

El Gobierno ha defendido varias veces que en sus cifras oficiales solo incluya los datos previamente confirmados mediante pruebas PCR (las más fiables) porque es como la OMS ha recomendado reflejarlos para que posteriormente se puedan comparar con otros países.

Jiménez Cid explica que los resultados que sumen las pruebas serológicas servirán para evaluar el impacto de la pandemia (que no es lo mismo que su evolución). Comenta que cuando se habla de contagios diarios se está cometiendo un error, pues de este dato «no tenemos ni idea», y que habría que referirse a los casos confirmados diarios, que solo son los registrados tras PCR. «Habrá que ceñirse a los casos confirmados y sintomáticos porque si no, nunca terminamos«.

«Todos los datos valen pero cada uno en su contexto. Hay que seguir un criterio para estudiar la evolución y otro criterio para ver cómo ha impactado en la sociedad y ver cuánta gente ha pasado la enfermedad. Los casos reales serán más de los reflejados en la curva, que refleja los casos confirmados», abunda.