La directora del ISCIII, Raquel Yotti: «Ser positivo en el test rápido de coronavirus no quiere decir ser contagioso»

La directora del Instituto de Salud Carlos III, Raquel Yotti, que ha explicado los detalles del estudio de seroprevalencia (ENE-COVID, como lo van a llamar) que comienza este lunes, ha aclarado que las personas que den positivo en el test de anticuerpos que se les realizará para llevar a cabo la investigación no son contagiosas del nuevo coronavirus que causa la Covid-19. «Ser positivo en el test rápido no quiere decir ser contagioso», ha declarado en varias ocasiones.

Estas declaraciones se ha producido durante la rueda de prensa posterior a la reunión del comité de gestión técnica del coronavirus, que este lunes ha estrenado nuevo formato sin los representantes de las fuerzas de seguridad del Estado y con únicamente el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, y Raquel Yotti, que ha explicado los detalles del estudio de seroprevalencia.

Yotti ha indicado que más de cien profesionales forman el equipo que llevará a cabo este estudio, que tiene como objetivo «conocer la dimensión verdadera en España de la enfermedad» y estimar el porcentaje de personas que se han infectado con SARS-CoV-2 hasta el momento en cada provincia -y, por tanto, dar una estimación de personas que podrían tener anticuerpos-, y también obtener información sobre la transmisión del virus entre las personas, dentro de los hogares y a nivel comunitario. Sus primeros resultados preliminares se darán a conocer en dos semanas.

«No se es contagioso cuando se detectan anticuerpos», ha afirmado Yotti en respuesta a las preguntas de los periodistas. Ha aclarado que hay dos tipos de anticuerpos, los IgM (el primero que se manifiesta) e IgG (el que dura más tiempo pero aparece más tarde), y que «la genética de estos no se conoce bien aún en el caso de la Covid-19», por lo que todavía no se puede decir que haber pasado la enfermedad genere inmunidad, aunque así se cree por el comportamiento de anteriores coronavirus.

Las pruebas se realizarán en 36.000 hogares, por lo que Yotti ha indicado que hay «90.000 potenciales participantes» de todas las edades que ya están seleccionados con «criterios estadísticos muy estrictos» y a los que se les va a contactar desde la Comunidades Autónomas para ofrecerles su participación. La cardióloga ha recordado que la participación es voluntaria pero ha instado a los seleccionados a involucrarse dado que su «relevancia trasciende lo científico porque está dirigida a tomar decisiones en el ámbito de la salud pública». En este sentido, Yotti ha añadido que es importante «que se haga todo lo posible para que participen todos los miembros del hogar» seleccionado.

La participación en este estudio implicará en primer lugar responder un cuestionario, en segundo lugar se realizará una prueba de anticuerpos -«test rápido que consiste en una punción en el dedo con la que se extrae sangre capilar que se analiza y en 10 minutos se obtiene el resultado»-. «También pedimos si es posible extraer una muestra de sangre (una analítica) que será analizada en laboratorios para extraer información complementaria».

Raquel Yotti ha indicado que se estudiará a los participantes en tres ocasiones: ahora, dentro de tres semanas y dentro de seis, lo cual es «importante para estudiar la dinámica de la pandemia en el país».

Preguntada por el retraso de tres semanas en su comienza, Yotti ha dicho que «empieza en el momento que tienen que empezar», cuando «la onda epidémica nos permite hacer estimaciones estables».

Además, la experta ha indicado que a las personas que participen en el estudio se les dará a conocer el resultado de la prueba. Los responsables del estudio irán monitorizando los resultados diarios preliminares que se vayan obteniendo y a ellos podrán tener acceso los científicos y responsables sanitarios que participen.