Mascarillas caseras: ¿qué material es más efectivo?

Con la pandemia del coronavirus, son muchas las personas que han fabricado desde sus casas mascarillas con diferentes materiales, ya que la escasez de este producto hace indispensable que se destinen, en su mayoría, al personal sanitario que combate al virus en primera línea.

Aunque no se ha comprobado que las mascarillas hechas a mano desde casa tengan una alta efectividad, algunos expertos apuntan que es mejor llevar mascarillas de este tipo a no llevar nada. Sin embargo, no hay que olvidar las recomendaciones de higiene, sobre todo, en lo referente al lavado de manos.

La infección por coronavirus se transmite, según se cree, por las pequeñas partículas que se expulsan al aire cuando se tose o estornuda, partículas que pueden ser de diferentes tamaños. Así, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Chicago y publicado en ACS Publications, ha tratado de estudiar la eficacia de las diferentes telas utilizadas para hacer mascarillas, teniendo en cuenta los tamaños de estas partículas.

Las telas que se han analizado en el estudio son: algodón, seda gasa, franela y varios sintéticos, así como la mezcla de varios de estos materiales en una sola mascarilla. Además, se han tenido en cuenta partículas que van desde lo 10 nanometros a los 10 micrometros.

El estudio concluyó que existe una gran variación en la eficacia de las diferentes telas cuando se usa una sola capa a cuando se usan varias. Esta variación era de entre un 5% y un 80% en partículas menores que 300 nanometros y de un 5% a un 95% en partículas mayores que 300 nanometros.

Este estudio concluyó que una capa de una sábana de algodón bien tejida combinada con dos capas de gasa de poliéster-spandex, una tela transparente que se usa a menudo en vestidos de noche, filtró la mayoría de las partículas de aerosol (80-99%, dependiendo del tamaño de partícula), con un rendimiento cercano a la de un material de máscara N95, según informa Europa Press.

Además, sustituir la gasa con seda natural o franela, o simplemente usar una colcha de algodón con guata de algodón y poliéster, produce resultados similares.

Por lo tanto, la combinación del algodón con los otros tejidos puede ser una de las mejores opciones a la hora de elaborar mascarillas caseras. Sin embargo, los investigadores apuntan a que es fundamental evitar las fugas causadas por un ajusto incorrecto de las máscaras, ya que esto puede suponer una reducción del 60% en cuanto a la eficacia de las mascarillas.