Recomendaciones para personas con epilepsia durante el confinamiento

Las personas con epilepsia no son consideradas actualmente un grupo de riesgo más vulnerable al nuevo coronavirus. Desde el Ministerio de Sanidad, en la Guía de actuación para personas con condiciones de salud crónicas y personas mayores en situación de confinamiento, destacan que «no existe un aumento del riesgo de infección por coronavirus solo por tener epilepsia, ni en la facilidad para infectarse, ni en la gravedad de la afectación».

No obstante, deben continuar con una serie de recomendaciones generales, sobre todo durante esta crisis sanitaria y mientras dure el confinamiento decretado en el estado de alarma. El Ministerio de Sanidad establece una serie de consejos para pacientes con este trastorno neurológico.

Ante esta situación de emergencia sanitaria deberán aplicar una serie de medidas de prevención como: quedarse en casa, lavado regular de manos con agua y jabón; evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca; cubrirse al toser o estornudar con el codo flexionado, y usar pañuelos desechables tras su uso.

Mantener hábitos saludables es esencial, sobre todo en esta situación excepcional. Respetar los horarios de sueño, hacer ejercicio físico, comer de forma saludable y cuidar el bienestar emocional son recomendaciones esenciales. Además, desde el Ministerio destacan que «es importante que sigan las recomendaciones de sus profesionales sanitarios de referencia».

La Sociedad Española de Epilepsia (SEEP) también ha elaborado un documento con una serie de recomendaciones. En el caso de los niños que padecen epilepsia, la SEEP recomienda evitar desplazamientos innecesarios a centros sanitarios u hospitales y mantener un contacto regular con el neurólogo infantil «por si aumenta la frecuencia de las crisis o cualquier otro suceso que altere su estado habitual de salud».

Además, también aconseja seguir con el tratamiento de forma correcta y asegurarse del abastecimiento en las farmacias más cercanas o habituales.