Sanidad comienza este lunes el estudio de seroprevalencia a 36.000 familias: ¿Para qué servirán sus resultados?

El estudio de seroprevalencia para conocer el alcance real de la epidemia de la Covid-19, donde se recogerán datos a nivel provincial y local y también por edad y sexo, comienza a realizarse este lunes en todo el territorio después de tres semanas de retraso. Estas son las claves del estudio, cuyos resultados preliminares podrían empezar a conocerse la semana que viene.

Un estudio de seroprevalencia busca el conocer la dimensión verdadera en España de la enfermedad y estimar el porcentaje de personas que se han infectado con SARS-CoV-2 hasta el momento en cada provincia -y, por tanto, dar una estimación de personas que podrían tener anticuerpos-, y también obtener información sobre la transmisión del virus entre las personas, dentro de los hogares y a nivel comunitario.

El porcentaje de la población que se ha infectado y ha superado una enfermedad dará una idea de quién ha generado anticuerpos que, en teoría, le protegerían de reinfecciones. En el caso de la Covid-19, este aspecto todavía no ha sido confirmado por la ciencia.

Para llevar a cabo el estudio se realizará un cuestionario y primer test rápido de anticuerpos (una muestra sangre) en los propios domicilios de las personas seleccionadas y después se hará una segunda prueba de anticuerpos del suero, para la que se requerirá de personal sanitario especializado.

Se realizará en tres oleadas, con un intervalo de 21 días entre cada una, para ver «la evolución dinámica de la enfermedad», lo que para los expertos es un dato muy relevante. Ofrecerá además datos parciales de cada «oleada» para ir conociendo cómo va evolucionando la epidemia, señaló el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Para llevar a cabo este estudio, el INE ha seleccionado al azar un total de 36.000 hogares con una media de 2,5 miembros cada uno, es decir «90.000 potenciales participantes» que serán de todas las edades, ha indicado este lunes la directora del estudio y del Instituto de Salud Carlos III, Raquel Yotti. Las muestras se recogerán en pequeños municipios de las 50 provincias.

Esta muestra es «ambiciosa», según Illa y los expertos consultados por 20minutos. Aunque la participación es voluntaria, se ha pedido a las familias seleccionadas aleatoriamente que en la medida de lo posible colaboren -«es importante que participen todos los miembros del hogar», ha añadido Yotti-porque ello ayudará a tener «esta foto real de la epidemia«, en palabras del ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Este estudio, además de para conocer el impacto de la enfermedad en la sociedad española, se plateó en un principio como una de las patas estratégicas para diseñar los planes de desescalada del confinamiento, pues en teoría iba a dar a conocer cuántas personas habrían pasado la enfermedad y por lo tanto serían inmunes.

Pero lo cierto es que, si bien los científicos confían en que haber superado la Covid-19 induzca anticuerpos, la evidencia hasta el momento no ha confirmado este aspecto. Tampoco se sabe, si genera inmunidad, la intensidad de esta ni la duración, que además pueda variar en cada persona.

Esto, sumado a que no se espera un porcentaje muy alto de la población que haya pasado la enfermedad –según el Imperial College de Londres, unos siete millones, es decir, el 15% de la población, cuando la inmunidad de grupo se acepta a partir del 50-60%-, ha llevado a que sus resultados no sean el «valor único» -en palabras de Fernando Simón- en el que basar la desescalada del confinamiento. Es decir, la inmunidad de rebaño no nos sacará de casa, sino las tres condiciones propuestas por los expertos: capacidad asistencial, detección precoz y seguimiento de los contagios y sus contactos.