Información y pautas generales para mujeres embarazadas en situación de confinamiento

La situación actual debido a la pandemia por coronavirus ha generado una enorme preocupación entre la población sobre el riesgo de contagio, sobre todo en aquellos grupos más vulnerables. En el caso de las mujeres embarazadas, «no son más susceptibles de infectarse por coronavirus. Sin embargo, tienen un mayor riesgo de complicaciones en otros casos de infecciones respiratorias», señala el Ministerio de Sanidad en su cuenta oficial de Twitter.

De acuerdo con las investigaciones publicadas hasta la fecha, no existe evidencia de que una madre infectada por coronavirus pueda transmitir el virus al bebé durante el embarazo. No obstante, se sabe que pueden tener mayor riesgo de complicaciones, como sucede con otras infecciones víricas como la gripe.

El Ministerio de Sanidad ha elaborado un documento que ofrece información y pautas básicas generales para las mujeres embarazadas en situación de confinamiento debido a la emergencia sanitaria.

En primer lugar, al igual que sucede con el resto de la población, las mujeres embarazadas deben permanecer en casa y seguir las medidas de distanciamiento físico y prevención recomendadas por las autoridades sanitarias.

Por otra parte, la higiene personal y del hogar es esencial para evitar la transmisión del coronavirus. Mantener una correcta ventilación de todos los espacios de la casa, al igual que una rutina de limpieza para desinfectar superficies y objetos.

En cuanto al uso de mascarillas, aunque las higiénicas sean las recomendadas para la población sana en general, el Ministerio de Sanidad indica en este documento que «en el momento actual se recomienda que las mujeres embarazadas utilicen mascarillas quirúrgicas para salir a la calle o estar en contacto con otras personas», como medida adicional y complementaria a las recomendaciones anteriores, al ser considerado un grupo vulnerable.

Respecto al uso de guantes, «no es necesario al salir a la calle para protegerse del coronavirus». Una correcta higiene de manos, la distancia física de seguridad y utilizar guantes desechables a la hora de seleccionar frutas y verduras en tiendas de alimentación sería lo adecuado.

«Si en cualquier momento del embarazo presenta estos síntomas, evite el contacto cercano con otras personas manteniendo una distancia de al menos uno o dos metros. En ese caso, debe aislarse en una habitación asegurándose tener un teléfono propio para mantenerse en contacto con la/s persona/s más cercana/s que le acompañan durante esta etapa», indica el documento.

En este caso, si presenta síntomas relacionados como fiebre, tos, dificultad para respirar y malestar general deberá consultar con el centro sanitario de referencia o con el teléfono habilitado en su comunidad autónoma. «Si tiene sensación de gravedad llame al 112«.

Los profesionales sanitarios le indicarán qué tiene que hacer. Si tiene que desplazarse al hospital deberá extremar las medidas de prevención y seguir las indicaciones médicas.

Mantener una alimentación saludable y una dieta equilibrada es importante durante este periodo. «Si sus profesionales sanitarios de referencia le han indicado pautas de alimentación específicas, no las abandone».

Por otro lado, el consumo de alcohol, tabaco, drogas u otro tipo de sustancias nocivas para el organismo tiene unos efectos muy negativos para su salud y para la del bebé y su correcto desarrollo.

También es importante mantener una rutina diaria de actividades y ejercicios físicos, siempre teniendo en cuenta su situación actual y circunstancias, ya que los profesionales pueden haberle indicado reposo. «La actividad no solo mejorará su estado físico, sino que contribuirá a su bienestar emocional».

El impacto emocional derivado del confinamiento puede ser perjudicial para la salud física y mental. Por eso, es aconsejable buscar actividades o alternativas de ocio que se puedan practicar en el hogar para evitar posibles problemas de estrés o ansiedad.

Una recomendación muy importante es «mantenerse conectada todos los días con familiares y amistades que le puedan dar apoyo y ayudar si es preciso«. El confinamiento implica un distanciamiento físico, pero no un aislamiento. Mantener un contacto regular puede reducir el impacto emocional negativo.

La higiene del sueño también es esencial y por eso debes continuar con la rutina habitual. «La falta de sueño o el cambio de horarios dedicados a dormir son factores que impactan en el bienestar y estabilidad emocional de cualquier persona».

Planifica tu día y tu semana con actividades que puedas realizar dentro de casa. Recupera aficiones, haz todas las cosas de la lista que tenías pendiente y trata de hacer cosas que te gusten como leer un buen libro o practicar alguna manualidad. Existen multitud de alternativas de ocio online que puedes disfrutar y no te olvides de tener tiempo para la desconexión.

Desde el Ministerio de Sanidad recomiendan continuar con la pauta habitual si está tomando alguna medicación durante el embarazo y si tiene dudas consultar con los profesionales de referencia. «No hay evidencia de que sea necesario el abandono o cambio de ninguno de los tratamientos que se tienen prescritos por la epidemia del coronavirus. Procure tener un suministro adecuado evitando así desplazamientos innecesarios».

Se debe seguir acudiendo a las consultas de seguimiento indicadas del embarazo, a pesar de que se estén cancelando aquellas no preferentes.

En el momento del parto, «la mayoría de las mujeres sanas, con la atención y apoyo adecuados y con un mínimo de procedimientos médicos pueden dar a luz sin poner en riesgo su seguridad y la de sus bebés».

Puede que el hospital designado para el momento del parto haya cambiado debido a una reorganización en la comunidad autónoma por la emergencia actual. Siempre que no se presenten síntomas o sospechas de infección por COVID-19, «en el momento del parto y durante el puerperio se permitirá la presencia de su pareja/acompañante».

Por otro lado, el Ministerio de Sanidad recalca que «durante estas semanas de confinamiento, el acceso a familiares y visitantes a todos los espacios del hospital es probable que esté limitado como medida para intentar disminuir la transmisión viral del COVID-19». Por tanto, las visitas externas no estarán permitidas y la movilidad puede verse afectada.