Consejos para humidificar el hogar en cualquier época del año

El ambiente y el aire que nos rodea influye directamente en la salud, por lo que es muy importante tener en cuenta algunos consejos para controlar el ambiente del hogar.

La humedad ideal durante el verano es de entre el 40% y el 50%. Por el contrario, en invierno debe ser un poco superior, de entre el 45% y el 60%. Un grado de humedad inferior a estos valores puede suponer un que el ambiente en el que vivimos y respiramos sea seco, lo que afecta a las vías respiratorias y a las defensas del cuerpo, tal y como explica el portal Quotatis.

De este modo, la humedad incorrecta en el ambiente del hogar puede dar lugar a tos, taponamiento de nariz, sensación de sed, sequedad en los labios y la piel, picor en los ojos o cansancio general.

Para regular la humedad se pueden seguir una serie de recomendaciones, como los que propone esta web en su apartado de consejos para reformas en el hogar, tanto para las épocas de invierno, como las de verano: