El sérum facial, ¿por la mañana o por la noche?

El sérum facial es un producto cosmético que se utiliza para corregir diferentes funciones, dependiendo de los componentes específicos que contenga cada uno de ellos.

La mayoría de ellos sirven para hidratar la piel del rostro, pero también pueden estar elaborados para tratar los signos de la edad, paliar el acné o atenuar las manchas y rojeces que aparecen en la piel.

El sérum se aplica en pequeñas cantidades sobre el rostro, aunque también se puede incidir en otras zonas, como el cuello o el escote. Es recomendable evitar la zona del contorno de ojos.

Los pasos adecuados para conseguir un mayor efecto del sérum y aplicarlo correctamente son los siguientes, según PromoFarma:

Para que se noten más los efectos, se puede utilizar el sérum dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche, tal y como recomiendan desde el blog de Farmacia GT. Si solo se va a utilizar una vez al día, lo mejor es hacerlo por la noche, ya que la piel absorbe mejor las propiedades.

De todos modos, al igual que sucede con las cremas para la piel, hay sérums faciales que están indicados especialmente para aplicarlos por la mañana y otros que están específicamente indicados para que actúen durante la noche.