Gilead producirá un millón de unidades de Remdesivir, el potencial tratamiento contra el coronavirus

La empresa biotecnológica Gilead, cuyo medicamento Remdesivir ha dado resultados preliminares positivos en un ensayo de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de EE UU con pacientes de COVID-19, anunció este jueves que estima producir un millón de unidades de este potencial tratamiento hasta finales de año.

Los resultados preliminares del ensayo, patrocinado por Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), concluyen que Remdesivir «acorta el tiempo de recuperación en pacientes hospitalizados con COVID-19 en comparación con un placebo», y su director, Anthony Fauci, consideró este miércoles el anuncio «buenas noticias».

Al dar cuenta de sus resultados trimestrales este jueves, Gilead indicó que está expandiendo la fabricación de ese fármaco, por lo que espera tener producidas unas 140.000 unidades de tratamiento hasta finales de mayo y, en colaboración con socios internacionales, un millón para diciembre, mientras que planea «ser capaz de producir varios millones» en 2021.

Esas proyecciones, explicó la firma, asumen que la duración del tratamiento requiere dosis para 10 días pero el número de potenciales tratamientos disponibles «podría ser más alto», de acuerdo con los resultados de un estudio propio que tiene en marcha y «sugiere» que algunos pacientes podrían ser tratados con una duración más corta, de 5 días.

«Nuestro foco ahora mismo está tanto en nuestro trabajo con Remdesivir como nuestros compromisos con la gente que depende de nuestras medicinas», dijo en un comunicado el máximo ejecutivo de la biotecnológica, Daniel O’Day, quien dio cuenta de un descenso en los beneficios del 21% en el primer trimestre pero un aumento de la facturación del 5%.

Gilead ganó 1.600 millones de dólares entre enero y marzo gracias a una facturación de 5.500 millones, en la que registró unos 200 millones específicamente relacionados con un «aumento en los patrones de compra y las tendencias de prescripción de los pacientes, principalmente en EE UU, debido a la pandemia».

Los NIH informaron el miércoles de que los pacientes hospitalizados con COVID-19 a los que se les administró Remdesivir (1.063 enfermos) tuvieron una recuperación un 31% más rápida, de 11 días, frente a los que recibieron placebo, que lo hicieron en 15 días de media.

La tasa de mortalidad para los que tomaron el fármaco fue del 8 % frente al 11,6% de los que tomaron placebo, según los resultados preliminares.

Por su parte, Gilead compartió este jueves datos de su ensayo propio (llamado SIMPLE) realizado con pacientes graves enfermos de coronavirus que demuestra que el medicamento origina «mejoras clínicas similares en pacientes con síntomas severos de COVID-19 independientemente de que reciban cinco o diez días de tratamiento».

El presidente de EE UU, Donald Trump, ha expresado su deseo de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) dé su visto bueno al antiviral lo antes posible, y la autoridad está manteniendo conversaciones «continuadas y sostenidas» con la firma.

A principios de este mes, O’Day adelantó la decisión de la biotecnológica de «invertir y elevar la escala» de producción de Remdesivir pese a la incertidumbre sobre sus resultados para estar «preparados», y dijo que donaría 1,5 millones de dosis (140.000 unidades de tratamiento) si se producían «potenciales autorizaciones regulatorias» en el futuro.