¿Por qué deberías beber un vaso de agua en ayunas?

Seguramente, hayas escuchado en alguna ocasión que algún conocido tiene la costumbre de beber un vaso de agua nada más levantarse y antes de ingerir cualquier alimento, es decir, en ayunas.

Esta costumbre, aunque pueda parecer algo insignificante, puede tener beneficios para el cuerpo, ya que el agua es un elemento fundamental para el correcto funcionamiento del organismo.

Se ha demostrado que beber agua por la mañana es un hábito saludable y fácil de llevar a cabo, pero hay que tener en cuenta que no se debe beber mucho agua de golpe, sino que es mejor ir bebiendo poco a poco a lo largo del día.

El blog De las cosas del comer, de Pepe Ribagorda, enumera una serie de beneficios que tiene el hecho de beber un vaso de agua por las mañanas en ayunas.

En primer lugar, permite eliminar toxinas y activar el metabolismo por la mañana. Además, el organismo repara células durante la noche de forma interna, por lo que beber agua ayuda a la eliminación de deshechos a través de la orina.

Por otro lado, minimiza los efectos negativos que puedan tener algunas sustancias consumidas como, por ejemplo, el alcohol, el tabaco o la comida basura. También es beneficioso para mantener elasticidad y tonicidad de la piel, ayudando a prevenir los signos de la edad.

Entre sus beneficios, uno de los más esenciales es la hidratación de los órganos vitales, lo que contribuye a su buen funcionamiento. Además, esta hidratación está ligada a quema de calorías y contribuye a la pérdida de peso, ya que reduce la sensación de hambre.

También beber el agua por la mañana nada más despertarse puede ayudar a disminuir la sensación de sueño y cansancio, además de combatir problemas digestivos, como son el estreñimiento o la acidez.