César Villa, optometrista: «Conviene frotar con jabón neutro las gafas, pero usar lentillas sería la solución idónea»

Desde la Sociedad Española de Optometría (SEO) elaboraron un decálogo para mantener la higiene de las gafas y las lentillas, aunque César Villa insiste en que «No hay evidencia de que ni gafas ni lentillas favorezcan o dificulten el contagio de coronavirus». Sin embargo, estos consejos de higiene pueden evitar problemas en los ojos como la conjuntivitis.

Para el uso de lentillas desde la SEO aconsejan centrarse en el lavado de manos «antes de poner o retirar las lentes de contacto o tocar el portalentillas o el bote de lentillas». Además, recomiendan frotar y enjuagar aquellas lentillas que no sean de uso diario y cambiar diariamente el producto de «conservación del estuche de las lentes quincenales, mensuales o trimestrales».

Con respecto a las gafas, la SEO también recomienda el lavado de manos y el frotado de las lentes, pero también de la armazón de las gafas con agua y jabón neutro. Para secarlas, es mejor utilizar «un paño limpio de algodón sin pelusas, microfibras, pañuelos de papel» y, posteriormente, volver a lavarse las manos.

A pesar de estos consejos, son muchas las dudas que han surgido como, por ejemplo, ¿es mejor utilizar lentillas? o ¿cómo evitar que se empañen las gafas al usar mascarilla? Todas estas preguntas han sido respondidas por César Villa, miembro de la Junta Directiva de la SEO que es Doctor en Óptica y Optometría de Madrid con premio extraordinario de doctorado.

No sabía que había que frotar y enjuagar las lentillas de más de un uso.

Hasta hace unos 10 años la recomendación para todo usuario de lentes de contacto era que frotase la lente con la solución de limpieza (alguna era de limpieza y conservación) porque esto elimina microorganismos mucho más rápido y eficaz. Sin embargo, algunas soluciones de mantenimiento en el propio envase indicaban «sin frotar la lente» para hacerle la vida más fácil al usuario de lentes de contacto. Lo que se ha visto es que, incluso con estas soluciones, esto es mucho menos eficaz que frotarlas. Por tanto, hay una vuelta, un poco antes del Covid-19, de recomendar a los usuarios frotar con la solución las lentes porque es mucho más eficaz para mantenerlas en condiciones higiénicas.

Frotar las lentillas, ¿puede aumentar el riesgo de rotura?

A priori, si la lente está perfectamente hidratada, no. La lente blanda se rompe después de usarla porque al estar en el ojo se va evaporando el líquido que tiene, pues la lente blanda tiene un porcentaje de un 40% o 50% que es agua. Entonces, al deshidratarse puede romperse. Para evitar esto, conviene colocar unas gotas de lágrima artificial para hidratarla. Así, ya es seguro tanto al retirar la lente sin romperla como, posteriormente,frotarla sin riesgo de rotura.

¿Qué solución es la que se utiliza para este mantenimiento de las lentes?

Hay dos grandes grupos de mantenimiento de las lentes. Uno es el que se llama el sistema de peróxido que es un gran desinfectante. Los usuarios de lentes que usan peróxido deberían tener una solución de limpieza para realizar el frotamiento porque con el peróxido no se puede hacer. Sin embargo, el 60% de los usuarios lo que usan es una solución multipropósito o única con la que se puede tanto frotar la lente como conservarla en el estuche.

Si se padece una conjuntivitis, ¿es posible eliminar por completo todas las bacterias de las lentillas?

Con la solución de peróxido, sí, que es similar a las que se usan para desinfectar instrumental quirúrgico. Aunque, si la conjuntivitis es bacteriana o vírica, lo idóneo sería que durante el periodo en el que haya conjuntivitis se evite el uso de lentes de contacto. En el caso de la conjuntivitis alérgica no es necesario evitar el uso de las lentes de contacto, aunque sí hay que extremar la higiene y la limpieza de las mismas. Pero, a día de hoy, con lo que está ocurriendo si una persona tiene el ojo rojo o sabe que tiene conjuntivitis debería evitar el uso de lentes de contacto y consultar con un profesional.

Tocarnos los ojos después de haber tocado una superficie infectada por coronavirus, ¿puede provocarnos una conjuntivitis?

Si nosotros nos tocamos los ojos con las manos sucias tenemos un riesgo de contraer una conjuntivitis infecciosa que puede ser por bacterias, por el virus del coronavirus o de otros virus con los que, también, estamos conviviendo. Entonces, lo mejor es la higiene de manos, sobre todo por ahora. Esto debería mantenerse, cuando pase todo esto y estemos en una situación de relativa normalidad. Hay muchas de las cosas que se han indicado en estos momentos que se deberían mantener en el tiempo. Cuando nos toquemos la cara siempre estar pendientes de que tengamos las manos limpias.

Con respecto a las gafas, ¿el agua y el jabón son lo mejor?

El agua y el jabón está indicado para las gafas a las que no les estamos dando la importancia que tienen en estos momentos para realizar una buena limpieza de las mismas. Para no alterar los lentes de las gafas no se pueden utilizar alcoholes, peróxidos o demás, y conviene una vez al día frotar con agua y jabón neutro los lentes de las gafas y, también, partes de la montura porque se pueden contaminar.

¿Puede el jabón que no es neutro dañar los cristales y las monturas de las gafas?

Hay algunos materiales a los que no les hace nada el jabón, aunque no sea neutro. Lo que no va a saber el usuario es qué tipo de material llevan sus gafas y, por eso, debe asegurarse de utilizar un jabón neutro. Además, los lentes es habitual, hoy en día, que lleven un tratamiento antivaho, antireflejante, etc., y todo esto, evidentemente, se puede dañar y alterar al usar un jabón no neutro.

Es inevitable que al llevar gafas las toquemos, ya que pueden resbalarse por la nariz, tenemos que colocarlas bien… Si tenemos esto en cuenta, ¿son mejores las gafas o las lentillas?

Tocarse la cara también lo hace el usuario de lentillas. Lo que sí hay que indicar ahora es tratar de tocarse la cara lo menos posible y como esto, a veces, es realmente imposible pues debe mantenerse con frecuencia el lavado de las manos. Evidentemente, si estamos en un sitio en el que haya una posibilidad de un contagio alto, como un hospital, se puede usar agua y jabón o gel hidroalcohólico que se ha aconsejado mucho.

Uno de los problemas de llevar gafas es que muchos usuarios han tenido problemas de empañamiento cuando utilizan una mascarilla. ¿Es adecuado frotar jabón contra los cristales y frotar, o existen otras soluciones?

Si fuese una lente de vidrio, vale, pero hoy en día se usan muchos lentes orgánicos con tratamientos, como antes comentaba, y esto los puede deteriorar. Sin darnos cuenta podemos estar resolviendo una cosa y estropeando otra. ¿Qué hacer? Tenemos dos opciones. Hay productos específicos en óptica, pero tampoco es una solución 100%, porque algunos de los tratamientos que llevan algunos lentes son incompatibles y no es que los deterioren, sino que no funcionan. Lo mejor sería evitar que el vaho de nuestra respiración suba hacia la gafa. Por lo tanto, hay que colocar la mascarilla en la zona de la nariz. Hay algunas que se pueden acoplar bastante bien para cerrar esa parte superior de la nariz y que no suba el vaho y, si esto no fuese por el tipo de mascarilla que llevamos, se pude fijar con algún tipo de esparadrapo. Eso sí, hipoalérgico. Si conseguimos esto evitaríamos totalmente el empañamiento.

Para finalizar, ¿con qué nos tenemos que quedar?

Pues lo más importante es seguir las instrucciones al pie de la letra, mantener las lentes de contacto limpias, si hay un ojo rojo o una conjuntivitis contactar con un profesional para saber de qué se trata antes de volver a ponerlas, y para los usuarios de gafas que tengan en cuenta que también las deben de limpiar y lavarse las manos.