El inmortal

Muestra de sangre tomada de un paciente con coronavirus en Colombo (Sri Lanka), el 4 de mayo.
Muestra de sangre tomada de un paciente con coronavirus en Colombo (Sri Lanka), el 4 de mayo.CHAMILA KARUNARATHNE / EFE

Hay que peinar canas para haber visto El inmortal, una serie de 1970. Yo tenía diez años y me quedé impresionado por su argumento. El protagonista era un piloto de pruebas llamado Ben Richards que tenía 42 años pero aparentaba la mitad. La enfermedad era para él un concepto aprendido en las enciclopedias, porque en su vida había tenido ni un catarro. Su sangre contenía anticuerpos contra todas las patologías habidas y por haber, lo que le vino muy bien hasta que el presidente de su empresa y otros millonarios recién exhumados…