¿Para qué sirve el jabón neutro? Beneficios para la piel

Muchos productos de higiene corporal indican en su etiquetado que son neutros, es decir, que tienen un pH similar al de la piel, por lo que son mejor tolerados por todo tipo de pieles y, además, suelen ser más naturales.

El pH de la piel hace referencia al potencial de hidrógeno, es decir, es el grado de acidez o alcalinidad de la piel, la concentración de hidrógeno en el agua y se mide en una escala del 1 al 14. En esa esa escala, el 7 está considerado como pH neutro, según explica Mifarma.

El jabón neutro, por sus propiedades, tiene varios beneficios para la higiene personal, pero también para el medio ambiente, ya que estos son más naturales y biodegradables porque no contienen tantos productos químicos.

El jabón neutro suele tener un color blanco o beige, ya que se suele fabricar a base de aceites naturales o grasas animales. Hay que tener cuidado con los jabones que dicen ser neutros, ya que muchos de ellos no lo son. De hecho, si presentan otro color diferente al blanco o beige, puede ser porque se haya añadido algún componente que no sea natural.

De este modo, el jabón neutro está recomendado para las personas que tienen problemas dermatológicos como eczema o acné y es bueno para el cuidado de las zonas más delicadas del cuerpo, tal y como indica la web especializada en información sobre diferentes tipos de jabones, Jabones.info.

Sirve para todo tipo de pieles: grasas, secas o mixtas. Además, tiene propiedades que permiten mantener la piel suave. También es hipoalergénico, es decir, que las posibilidades de que produzca alguna reacción alérgica son muy inferiores a otro tipo de jabón menos natural. Por otro lado, el jabón neutro no reseca la piel.

Además de los usos ya mencionados para el aseo del cuerpo y el rostro, el jabón neutro también contribuye a la salud del cuero cabelludo, ya que lo deja limpio e hidratado. Por último, está recomendado para limpiar las heridas antes de curarlas, tal y como indica Mejor con Salud.