Cinco razones, sin contar el embarazo, por las que se te puede retrasar la regla

Debería de haberte venido ya la regla, pero ¡otra vez ha pasado! Incluso, a pesar de que tomes anticonceptivos, te extraña que tu menstruación sea tan irregular. Ante esto, siempre es mejor que acudas a un especialista, aunque tu retraso en el período puede deberse a estas cinco razones.

El estrés afecta a muchas mujeres y puede aparecer por diferentes motivos. El problema es que el estrés prolongado en el tiempo puede retrasar la regla. De hecho, si se vuelve crónico puede aparecer la amenorrea, es decir, la ausencia de la menstruación, como indica el Manual MSD.

Las dificultades para poder quedarte embarazada debido a los retrasos de la regla pueden incrementar este estrés. Por lo tanto, conviene identificarlo y ponerle solución para que tu ciclo menstrual vuelva a ser regular.

El ejercicio físico intenso también puede retrasar la regla. Esto suele suceder cuando se practica un deporte de competición, como señala la Sociedad Española de Fertilidad (SEF). No obstante, puede ocurrir igualmente con deportes que requieren de una gran intensidad como el crossfit.

A pesar de esto, la SEF apunta que «la incidencia de trastornos menstruales es mayor en aquellos deportes que requieren un bajo peso». Es el caso de la gimnasia rítmica, taekwondo, judo o la danza.

La toma de determinados fármacos puede retrasar la regla, debido a que «la prolactina aumenta de forma anómala» e inhibe la actividad de los ovarios, como indica la SEF. Por esta razón, no deberías automedicarte y en caso de estar en tratamiento con fármacos conviene que sigas las indicaciones del médico.

Los fármacos que pueden provocar el retraso de la menstruación suelen ser los antidepresivos y los antipsicóticos, como señala el Manual MSD, porque aumentan los niveles de prolactina.

La amenorrea del lactante se produce en lactancias exclusivas, como afirma la Asociación Española de Pediatría (AEPED). Mientras le das el pecho a tu bebé la regla puede sufrir un retraso, incluso una ausencia durante «los primeros 6 meses de vida del lactante».

Sin embargo, la AEPED advierte que esto no debe hacer que te confíes en el momento de tener relaciones sexuales y no utilizar protección. Pues, «existe un 2% de posibilidad de embarazo imprevisto», según indica la Asociación.

La obesidad, anovulación e hiperandrogenismo son síntomas que alertan de la presencia del Síndrome del Ovario Poliquístico cuyo origen es hormonal, como afirma la Asociación Española Síndrome de Ovarios Poliquísticos (AESOPSPAIN), y puede retrasar la regla.

Acudir al médico es fundamental en estos casos para iniciar un tratamiento que combine la ayuda del ginecólogo con la del endocrino. El SOP no solo retrasa la regla, sino que a largo plazo puede provocar diabetes.

Estas son solo algunas razones por las que se te puede retrasar la regla, pero pueden existir muchas más. Desde la posibilidad de que estés embarazada, hayas tenido que hacer un cambio de hábitos y de rutina brusco, tienes problemas de tiroides o sueles mantener un peso inestable.

Independientemente de las posibles razones, ante la recurrencia de los retrasos de la regla conviene siempre acudir al médico para saber qué es lo que está pasando e intentar encontrarle una solución.