Alerta sanitaria por la presencia de anisakis en esta marca de boquerones en vinagre

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha alertado de la comercialización de boquerones en vinagre con la presencia del parásito anisakis vivo. Este problema se ha detectado en el producto de la marca Pescados Medina, procedente de Andalucía, y la AESAN señala que ha sido distribuido en esta misma comunidad y en Aragón, Cataluña, Islas Canarias, Castilla y León y Madrid.

El Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI) ha sido el encargado de notificar esta alerta de salud de las autoridades sanitarias de Andalucía a la AESAN.

En este caso, el problema es una intoxicación alimentaria como consecuencia de la ingesta de anisakis en los boquerones en vinagres envasados. El producto se comercializa en envases de 250 gramos y el número del lote es 270420 con fecha de caducidad del 27/07/2020.

Tres personas se han intoxicado y presentan sintomatología leve. Por esta razón, la AESAN recomienda que las personas que «tengan en su domicilio el producto implicado en esta alerta, se abstengan de consumirlo y lo devuelvan al punto de compra».

El anisakis es un parásito que se encuentra en el pescado y en los cefalópodos como el calamar, la sepia o el pulpo y que puede provocar problemas digestivos y reacciones alérgicas, en ocasiones graves.

«Si se ingiere un pescado con el anisakis vivo puede dar lugar a una intoxicación provocando una reacción alérgica (desde una urticaria hasta un shock anafiláctico) o síntomas de gastroenteritis (dolor de estómago, vómitos, náuseas, diarrea, estreñimiento, hasta obstrucción intestinal), o incluso una combinación de ambos», destacan desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) al respecto.

Este parásito, según la AESAN, se contrae al comer pescado o cefalópodos parasitados crudos o sometidos a una preparación que no elimina al parásito. La OCU recuerda seguir las siguientes pautas para evitar el anisakis: