Consultorio de Sexo: «¿Es posible no sentir el punto G?, creo que lo alcanzo pero no me resulta nada placentero»

Las dudas en materia sexual son perpetuas, pero no por ello tienen que quedar sin respuesta. 20minutos pone en marcha un consultorio de sexo para ofrecer luz y respuestas claras a las inquietudes de los lectores en esta importante faceta de la vida.

Para plantear tu pregunta, escribe a consultoriosexo@20minutos.es. Estas son las respuestas al consultorio de esta semana que ha dado nuestro experto, Santiago Frago.

PREGUNTA Me gustaría saber si tragar semen tiene algún tipo de beneficio o es perjudicial. Mi pareja se excita con esto y me lo ha propuesto en varias ocasiones. También me gustaría saber si tiene algún beneficio para la piel. Muchas gracias.

RESPUESTA DEL EXPERTO El semen se compone de espermatozoides, fabricados en los testículos, y secreciones elaboradas por la próstata y vesículas seminales, exudados que contienen fructosa, potasio, aminoácidos y enzimas diversos.

Se han realizado diversos estudios intentando señalar si su recepción aporta beneficios para la salud, pero no son estudios contrastados ni concluyentes. El ingerir semen, por otro lado, tampoco ha reportado ningún perjuicio para la salud.

En relación a los beneficios que para la piel tiene la elaboración de cosméticos con inclusión del semen humano y animal, sí parece haber alguna evidencia en cuanto a sus propiedades hidratantes.

PREGUNTA La cuarentena nos ha hecho pensar que es el momento de perder nuestra virginidad. Mi novia y yo queremos tener relaciones sexuales, pero quisiera saber qué me recomienda para no llegar a lastimarla: ¿usar el condón o usar algún tipo de lubricante? ¿Si la primera vez se hace sin condón se puede quedar embarazada?

RESPUESTA DEL EXPERTO Al hablar de modo genérico de “perder nuestra virginidad”, interpreto lo que a nivel social se considera, es decir, intentar el primer coito vaginal.

Cuando una pareja se plantea realizar por primera vez la penetración vaginal surgen ciertos miedos e incertidumbres derivados de experiencias vividas por otras personas, siendo el interrogante más habitual: ¿La primera vez duele?

Cuando afloran los nervios o el miedo el deseo no puede expresarse; es decir, lo que uno cree que es deseo en realidad es ilusión.

Si el deseo supera al miedo no es necesario utilizar ningún tipo de lubricante porque tu pareja tiene un sistema vaginal de lubricación propia que lo hace innecesario.

En relación al preservativo masculino o femenino es obligado su uso si no queréis que pueda darse un embarazo inesperado. El hecho de incluir el coito vaginal en el marco de una relación erótica siempre puede dar lugar al embarazo, sea la primera vez o las siguientes.

Como sugerencia, y para minimizar los miedos y evitar estas lógicas incertidumbres, os puedo indicar las siguientes:

1. Habla con la pareja de los miedos e incertidumbres en relación a esta nueva experiencia erótica.

2. Si tu pareja piensa en que puede dolerle significa que todavía el miedo está ganando al deseo; en este caso lo mejor es seguir prescindiendo del coito vaginal.

3. Sería interesante que quien marcara el tiempo y momento de intentarlo fuese tu novia; es decir, en lugar de ser tú quien realiza la penetración que sea ella quien ‘envuelva’ tu pene con su vagina. Es decir, sustituid el verbo penetrar por el de envolver.

PREGUNTA Soy una mujer de 26 años y tengo una pregunta: ¿es posible no sentir el punto G?, quiero decir, se supone que es una zona erógena y muy sensible, pero ¿es posible que no sea así?

Intento tocarlo y creo que lo consigo, porque es como lo describen (una zona algo rugosa a unos 4 cm arriba), pero aun así no me resulta nada placentero. ¿Puede que tenga algún problema de salud o es más normal de lo que parece? Gracias.

RESPUESTA DEL EXPERTO Te contesto directamente a tus preguntas: No tienes ningún problema de salud y es posible no sentir el denominado punto G.

Se llama G en honor al médico que lo describió la primera vez: Ernest Grafemberg fue un ginecólogo alemán (1881-1957) que habló hace más de 80 años de una zona ubicada en la pared anterior de la vagina y que si era estimulada provocaría unas sensaciones especiales e iría asociado a una eyaculación femenina.

En la década de los 80 los médicos Ladas, Whipple y Perry (1982) lo describen como una estructura funcional donde se apoyan las glándulas parauretrales o de Skene (próstata femenina) y que serían las responsables de la eyaculación femenina.

Hay algunas mujeres en las que dichas glándulas están activadas y funcionales y en ellas se dan los fenómenos de eyaculación femenina. En cualquier caso lo refieren unb bajo porcentaje de mujeres y quizá tú no seas una de ellas, lo cual no debería preocuparte lo más mínimo.

PREGUNTA Al terminar de tener relaciones sexuales siento que mi vagina por dentro está caliente; tengo mi pareja y lo hacemos varias veces al día en alguna ocasión, y a la segunda o tercera vez de hacerlo al meter el pene él siente que mi vagina está caliente; a veces tiene que parar. ¿Indica esta situación la posibilidad de alguna enfermedad u hongo? Gracias.

RESPUESTA DEL EXPERTO Durante el periodo de ovulación en la mujer suele aumentar la temperatura corporal y por ende la vaginal; la toma de fármacos hormonales también puede modificar la temperatura corporal; no obstante, este pequeño incremento de temperatura corporal suele ser imperceptible para las parejas.

Considero que estas percepciones y/o sensaciones que percibe tu pareja obedecen a factores constitucionales/personales y no tienen nada que ver con la existencia de enfermedad ni síntoma de ninguna vaginosis o candidiasis (hongos).