Prevenir lo imprevisible

Personas sin recursos hacen cola en Aluche, Madrid, en busca de "una bolsa de comida".
Personas sin recursos hacen cola en Aluche, Madrid, en busca de «una bolsa de comida».EUROPA PRESS

Lord Kelvin, el de los grados Kelvin, pensaba a finales del siglo XIX que todo lo esencial ya había sido descubierto, y que solo quedaba pulir algunos detalles. No pudo equivocarse más. Entre 1900 y 1905, Max Planck y Albert Einstein descubrieron la mecánica cuántica y la relatividad, los dos pilares de la física actual, y los cimientos del mundo tecnológico en que estamos inmersos. Ni siquiera Planck y Einstein pudieron predecir las consecuencias enormes de sus ideas rompedoras, no hablemos ya del resto de los científicos de la época ni menos aún de la ciudadanía culta en general. El patinazo…