La internacional borjamari

Sobre la rebelión borjamari se ha dicho todo menos una cosa: que eso no es ninguna peculiaridad española. Los pijos españoles no son muy de inventar cosas, y prefieren copiárselas a sus ídolos en la carrera tubo abajo por llegar al fondo de la mentira y la irracionalidad en que anda enfangado Occidente. A los asombrosos manifestantes de la calle Núñez de Balboa de Madrid se les podrá acusar de cualquier cosa menos de creativi…