Ira, culpa, miedo,… ¿qué emociones podremos sentir durante el desconfinamiento?

Durante semanas hemos tenido que estar en confinamiento en nuestras casas debido a la emergencia sanitaria del coronavirus como medida para frenar la transmisión y el riesgo de contagio.

Esta situación inesperada para toda la población ha generado episodios de incertidumbre, ansiedad o miedo en muchas personas. La necesidad de adaptación ha supuesto nuevos retos que afrontar y ahora comienza el proceso de desconfinamiento que puede dar lugar a diversas reacciones emocionales.

¿Has sentido miedo a la hora de volver a salir a la calle? ¿Te genera estrés esta situación? El Colegio Oficial de la Psicología de Madrid ha elaborado una guía, a través del Grupo de Urgencias, Emergencias y Catástrofes, para abordar el desconfinamiento donde explican cuáles son las principales reacciones emocionales que nos podemos encontrar.

La ansiedad y el miedo son dos reacciones que pueden suceder con mayor frecuencia debido a todas las semanas de confinamiento y «por lo desconocido que resulta esta experiencia para todos». Estas emociones se pueden manifestar «en forma de bloqueos» como, por ejemplo, con una pérdida de la capacidad de concentración o con la dificultad para tomar decisiones.

Algunos ejemplos que señala la guía son: «evitación a salir a la calle por el temor a contagiarse; hipervigilancia a todo lo que pueda representar una amenaza con niveles elevados de activación que pueden traducirse en dificultades para iniciar o mantener el sueño, agotamiento o pesadillas».

Este miedo puede resultar beneficioso en niveles medios porque te mantiene alerta ante algún peligro, pero «se convierte en disfuncional cuando produce por defecto o por exceso, pudiendo llevar al bloqueo e impidiendo un desempeño normal de nuestras actividades diarias». Por eso es importante seguir algunas recomendaciones:

Otra de las reacciones emocionales que se pueden sentir durante el desconfinamiento es la tristeza y que «está motivada principalmente por las pérdidas sufridas tanto en el aspecto personal, como situacional o económico». En cualquier caso, es importante «legitimar» estas emociones.

La ira, el sentimiento de culpa, la frustración pueden manifestarse en muchas personas debido a la pandemia «como reflejo de impotencia, cambio de expectativas y falta de control ante la nueva situación». ¿Qué podemos hacer ante estas emociones? «La reflexión y el trabajo subjetivo son importantes para estas personas, facilitando la escucha activa y la expresión», detalla la guía.