El consumo de tabaco se estanca en España, mientras que el alcohol sube seis puntos con respecto a 2018

Según los resultados del estudio WIN World Survey 2019 (WWS), que el Instituto DYM ha llevado a cabo en colaboración con WIN International, en España ha aumentado en seis puntos el porcentaje de personas que asegura beber alcohol con mucha o bastante frecuencia.

Mientras que en 2018, las personas que reconocían beber alcohol con mucha o moderada frecuencia era del 12%, a finales de 2019 este porcentaje se elevaba hasta el 18%, y desciende en cuatro puntos porcentaje de personas que asegura beber muy poco o nada, que el 48%. Esto sitúa a España en el puesto 17 de los 40 países en los que se ha elaborado el estudio y en la media del resto de países, que es del un 17%.

Sin embargo, así como esta media bajó dos puntos respecto a 2018, en España el consumo frecuente de alcohol ha aumentado. También se asemeja mucho a la media de global la diferencia de consumo entre hombres y mujeres, 10 puntos mayor en los hombres a nivel global y un 9% en España, donde un 21,8% asegura beber mucho o con bastante frecuencia frente a un 12,8% en el caso de las mujeres

En cuanto a las franjas de edad, a nivel global, las personas que más beben más frecuente son los mayores de 65% años, seguidos de los 55-64. El porcentaje va descendiendo con la edad hasta llegar a las personas que tienen entre 18 y 24 años, que reconocen beber con mucha o bastante frecuencia el 12% de los encuestados.

Estos datos son distintos en España, donde la frecuencia de consumo de alcohol es mayor entre las personas más jóvenes (22,4%) y menor entre las personas entre las personas de entre 45-54, un 12,2%.

A nivel global, al igual que ocurre con la edad, también se eleva el número de personas que beben frecuentemente según su nivel de estudios. Así, mientras que los encuestados con un Máster beben con frecuencia en un 25% de los casos, sólo lo hacen en un 4% las personas sin estudios. La frecuencia del consumo de alcohol también depende de la situación laboral. Así, mientras que los encuestados jubilados aseguran beber frecuentemente en un 21% de los casos, los trabajadores a tiempo completo lo hacen en un 20%, a tiempo parcial un 16% y los trabajadores del hogar solo en un 6%.

Este estudio confirma que el consumo de tabaco no termina de descender en España, al contrario de lo que ocurre a nivel global, y sitúa a nuestro país en el sexto puesto de los 40 países donde los encuestados reconocen fumar mucho, muy frecuentemente o moderadamente, con un 28%, cifra igual a la de hace un año. La media de los países que forman la WIN World Survey 2019 es el 17%, tres puntos menos que en 2018.

También existe diferencia entre los españoles que han respondido que fuman muy poco, ocasionalmente o nunca, un 61%, y la media global, que es de un 72%. En caso del consumo de tabaco, la diferencia es menor entre sexos que la del alcohol, pues mientras que el 30,8% de los hombres fuma frecuentemente, las mujeres españolas reconocen hacerlo en un 26%. A nivel global, sin embargo, esta diferencia sí es mayor que en España, ya que 9 puntos separan las mujeres que reconocen fumar mucho (13%) de los hombres (22%).

A nivel global, al contrario que ocurre con el consumo de alcohol, son las personas mayores de 65 las que fuman con menos frecuencia (11%), y en el resto de grupos de edad se produce una distribución similar en cuanto a la frecuencia con la que fuman. En España, los datos son parecidos, las personas mayores de 65 años son también las que fuman con una frecuencia menor (16,6%) y el resto de grupos de edad tienen algunas variaciones, los más fumadores son los que se encuentran entre los 35-44 (36,6%) y los 55-64 (32,9%), y los que menos entre los 18 y los 24, con el 24,2%.

Si comparamos el nivel de estudios de las personas que aseguran fumar muy frecuentemente, encontramos a nivel global los resultados contrarios al consumo de alcohol. Es decir, que los que tienen un mayor nivel de estudios aseguran fumar mucho el 12% de los encuestados, mientras que entre las personas sin estudios lo hace el 21%.

Si comparamos los datos por situación laboral, los porcentajes varían menos, pues es muy similar entre las personas son trabajo a tiempo parcial, completo o los parados (20-21%). Esta cifra es menos entre los jubilados (14%), los estudiantes (10) y los trabajadores del hogar (9%).

Para recopilar estos datos, WIN Worldwide Survey, ha llevado a cabo una investigación a nivel mundial encuestando a 29.575 personas en más de 40 países. Su objetivo es el de analizar las creencias y opiniones sobre salud, hábitos de vida y consumo de alimentos a nivel global.

En España, la ha llevado a cabo DYM con la elaboración de 1.017 encuestas online en el mes de noviembre de 2019.