Más allá de la lejía: lista de productos viricidas para desinfectar superficies que publica el Ministerio de Sanidad

Desde que comenzó la crisis sanitaria por el coronavirus y, más ahora, con el comienzo de la apertura de establecimientos y comercios al público, la desinfección de superficies se ha convertido una recomendación de peso para evitar y prevenir nuevos contagios.

Así, además de cuidar la higiene personal, es aconsejable lavar y desinfectar el hogar, así como aquellos negocios y comercios que se abran al público. Para ello, una de las opciones de limpieza más recurrentes es la lejía, pero hay otras alternativas menos agresivas y que son de utilidad frente a virus.

La Organización Mundial de la Salud recomienda el uso de una dilución de agua con lejía para la desinfección de superficies. Sin embargo, también se pueden utilizar otro tipo de productos que, según la Organización de Consumidores y Usuarios, son menos agresivos que la lejía.

De este modo, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar ha elaborado una lista de productos autorizados que tienen eficacia frente a virus, tales como el coronavirus. Algunos de los productos de la lista están recomendados para el uso industrial, otros para el uso doméstico, para la higiene personal, para la desinfección de superficies o para el uso ambiental.

Según la OCU, la mayoría de estos productos recurren como principal sustancia activa a un derivado del amonio: cloruro de didecildimetilamonio, que es una especie de jabón.

Sin embargo, este compuesto, a diferencia de los jabones o detergentes, es un tensioactivo catiónico, lo que quiere decir que tiene unas propiedades desinfectantes más amplias. Esta sustancia se una como desinfectante, de forma habitual, en las instalaciones de la industria alimentaria.